Mafalda y la relatividad

Respuestas
Jejeje “el continuose del empezose” jejeje. Mafalda me gusta. Como a ella, nunca me gustó la sopa.

Sin embargo durante 20 años siempre comí sopa para que mis hijos no le tuvieran tirria. Hice un esfuerzo grande. Ellos aman mis sopitas. Yo ya no tomé mas sopa durante los últimos diez años y soy más feliz.

Creo que la relatividad del tiempo está inmersa en la relatividad de la importancia de la sopa. Para mi ya no tiene importancia ninguna, mientras que para otras miles de madres todavia significa algo.

Lo mismo pasa con la violencia por ejemplo. La que empezó Evo Morales hace 25 años, tres años después de la muerte de la UDP, para él es relativamente sin importancia. Sin embargo, como todos nosotros le hemos dejado ejercer su violencia callejera, sacarnos de nuestras vidas tranquilas, hacernos vivir mal durante tanto tiempo, la violencia callejera ahora es aceptada como algo casi “normal”. Acciones que antes jamás se hubieran aceptado, ahora son pan de cada día.

El “empezose” de la violencia de Evo, que después se convirtió en violencia masista, ha sido el “acabose” de nuestra paz familiar. Yo escapé hace 15 años de la violencia callejera de él y me fui a vivir a Tarija. No es justo, ni es cabal, que me hayan filtrado de esa forma.

¿Habrá un “continuose” de semejante violencia callejera? Porque de ser así, cada vez se irá haciendo más “normal” el tomar revancha matando, hiriendo físicamente o bloqueando (para mi bloquear es sinónimo de secuestrar voluntades) a quienes ya no son opositores sino enemigos.

Es más, mi pregunta es, ¿Porqué considerar que la violencia que hoy en día existe es permisible? No. Para mi sí hay tiempos mejores y peores, y la medida de mejoría o peoría es el nivel de violencia que es socialmente aceptada en cada uno de los tiempos que vayamos a examinar.

La violencia para mí, ya sea doméstica, callejera, política, o de maleantes, es total y simplemente INACEPTABLE.

Por eso creo que por lo menos en Bolivia, sí hubieron tiempos mejores, que no fueron del todo buenos, pero que eran menos violentos. Ahora nos toca crear un “empezose” de la no violencia, y educar a nuestros hijos para que hagan un “continuose” no violento y de amor a la vida que dure por lo menos tres generaciones. Eso es lo verdaderamente responsable y relevante.

Este comentario lo escribí para el blog de Carlos Mesa en un artículo de él que me gustó: La Velocidad.

Pueden verlo en: http://carlosdmesa.com/2011/01/17/la-velocidad/#comment-275

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: