Para Matar un Libre

samp0c19b358270f1184.jpgLibre para pensar, libre para actuar, libre para decidir. Para ser libre no necesitas permiso. No hay un rol de exámenes, ni un libreto que debas conocer. Eso es lo bueno de la libertad. Es dulce y creativa.

Un dictador no cree en la libertad. Y la amenaza por todas partes, con todos los medios a su alcance. Te dice, por ejemplo, que él es el único líder que puedes tener. Mentira. Como masista, tienes que abrir los ojos ante la muerte de tu libertad. Mira a tu alrededor y verás gente que repite todas las consignas imaginadas por las febriles mentes de Alvaro y sus compinches intelectuales.

Nuestro dictador es sui generis. Ya era dictador en ciernes cuando solo era un jovencito lleno de ganas de llegar al poder. En ese entonces ya los cocaleros tenían que cumplir con él, o caso contrario atenerse a las consecuencias. Hoy no es menos. Le gusta que le halaguen, entonces si no van a las concentraciones, multas y grandes castigos.

Pero como hoy tiene TODO el poder comprado o acaparado, piensa que tú, que elegiste darle tu voto, o tú, que elegiste trabajar para el estado, también elegiste no pensar, y regalarle tu libertad. ¿De veras le regalaste tu libertad?

No lo creo. En realidad, cuando te ofrecieron bonos y regalos de poca monta, pensaste que era todo un hombre bondadoso. No te imaginaste que solo te acostumbraría a pedirle limosna para que cuando te de migajas, le sonrías y le agradezcas como si él lo hubiera hecho con su propio dinero, y no con el tuyo, que viene de tus impuestos.

Es que en verdad, te contaron que te darían una repartición igualitaria de bienes. Pero hoy tu líder tiene tres veces más patrimonio, y las familias de Evo y de Alvaro son dueñas de muchas compañías, mientras que tu sueldo no te alcanza para comprar la misma comida que comprabas, ya no hace ocho años, sino sin ir más lejos… el año pasado.

Es que Evo dijo que entre pobres, nadie tiene nada que perder, y por eso lo apoyan. Te das cuenta? Te va a mantener pobre para que no tengas nada que perder! Pero no sabe que tu libertad, en realidad nunca estuvo en venta. Tù tienes un don preciado, que el dictador no puede comprar, ni manipular: tu Libertad. Así, con L mayúscula.

Eres libre para callar, y seguir desmejorando tu vida, y eres libre para decidir que ya basta. No puede ser que mientras a ti te cuesta tanto apoyar al proceso de cambio, ellos se den viajes de placer y ganen tanto dinero, solo por sacarse fotos y mostrar sonrisas para la televisión.

¿Quien trabaja en el gobierno? ¿Quién gobierna realmente? Piensa si Evo tiene tiempo, entre viaje y viaje, de definir cosas como en qué se va a gastar el dinero. Yo creo que no. Creo que llega a casa tan cansado de los viajes y la comida fina, que si alguien no le pasa a la cama los documentos que debe firmar en el día, ni siquiera eso haría. ¿Y qué cosas firma? Adivinaste! Ni siquiera lee lo que firma, porque confía ciegamente en sus ministros y en Alvaro.

Ahora bien, si te usan para que grites, para que hagas vivas en las interminables concentraciones proselitistas que hace cada día, tú eres quien debe ganar mucha plata. Si no estás ahí, el dictador no dicta nada. Exige tu verdadero lugar. Pide que se te aumente el sueldo, y verás cómo se te tilda de “traidor”. No exagero. Haz la prueba, o si prefieres, mira a tu alrededor y ve cómo se ha degradado tu trabajo.

Hoy, te cobran un diezmo por mantenerte trabajando. Eso quiere decir que les pagas para que te den un pequeño y miserable sueldo. Como explicarte! Las empresas privadas no cobran por mantenerte trabajando. El estado esclavista si. Y encima te dan grandes fiestas que corrompen tu alma. Así, medio borracho toda la semana, es más fácil NO PENSAR…

Que bueno que tu libertad, no se compra ni se vende, porque ha llegado la hora de que levantes el vuelo. Respira. Tómalo con calma. Para matar a un libre, solo se necesita degradarlo. Pero tú no te degradas. Tú eres libre. Y dentro de ti mismo, está la llama de la acción que te despierta y te hace actuar. Calladito. Sin titubear. Tú sabes lo que merece, aquel que intentó robarte lo más valioso que tienes: TU LIBERTAD.

Anuncios

El Desprecio por la Responsabilidad Política

Aquí les presento un buen artículo de Carlos Mesa. Por fin!

Carlos D. Mesa Gisbert

República-y-responsabilidad1

La idea de la responsabilidad política está estrechamente ligada al comportamiento de quien ejerce el poder.

Ver la entrada original 788 palabras más

Violencia, Maldita Violencia

Así decía una canción antigua. Y pensábamos que era algo fuera de nuestro alcance, algo lejano, que ocurría en todos los países menos aquí.

El único cambio que veo en Bolivia, es que hoy, esa maldita violencia, ya no es lejana. Está presente en todo el país. Ha comenzado hace 30 años. Le ha costado llegar. Porque los bolivianos somos muy pacifistas, muy dados a vivir en familia, somos buenas personas.

Tomó un líder paranoico, un psicópata que no tiene en mente otra cosa que vivir de otras gentes, para que él, solito, haga entrar la violencia y ella ande por acá a sus anchas. Es que nunca lo hubieran escuchado los pobladores de lugares pobres, si no se hacía “respetar” a patada limpia. Así empezó. Y continuó con bloqueos, marchas por todo y por nada, hasta ahogar la ciudad de La Paz. Hasta hacerle pedir perdón por existir, no a los políticos, sino a las pobres personas que soportaron semejante asedio durante 30 años.

No exagero. Fueron 30 años de vivir todos los días, cada día, un bloqueo distinto, un poco más de violencia diaria. Y hoy, no ha mejorado, sino que ha empeorado. El líder dueño de las calles y carreteras, hoy es dueño del gobierno, de todos los poderes, de todas las instituciones. Hoy, es nuestro dictador favorito.

Y la violencia política callejera no le basta. Hoy, el líder está comenzando a introducir a nuestra Bolivia, la violencia delincuente, extorsionadora, narcotraficante, secuestradora, ladrona de poco y de mucho dinero, pero sobre todo, arrolladora.

Hoy vemos, todos los días, robos, secuestros, extorsión en la justicia, policías delincuentes, robo de niñas, niños y adolescentes. Hoy, la violencia delincuente está campeando, y mientras el líder “dice” que en la cumbre contra la delincuencia se van a encontrar soluciones, tú y yo sabemos que es esta violencia la que necesita para quedarse aquí, campante, como si él no fuera responsable de nada.

Y porqué la necesita? Porque hemos parado la violencia gubernamental pues! Antes el gobierno mataba a la gente impunemente, y hoy ya no puede, porque nos hemos hecho respetar los Buenos Bolivianos. Entonces, tenía que tener otra salida. Tenía que buscar otra violencia. Para seguir haciéndose “respetar” (la palabra respeto se ha degradado con él).

Que has dicho! Ahora tenemos delincuentes extranjeros, que vienen a enseñar a los nuestros cómo ser MAS violentos. Y vienen gracias a la invitación de cocaleros que producen 2.5 más hoja de coca que en 2003, año de la mayor reducción cocalera, que hizo que el narcotráfico pusiera su dinero a trabajar para que el líder cocalero nos cerque a todos con su violencia.

Te vas a dejar? No pues. No lo vas a permitir. Yo se. Porque te conozco. Porque eres un Buen Boliviano, una Buena Boliviana. Porque Somos Muchos y Somos Buenos. Porque desde la calidez de nuestros corazones y en la intimidad de nuestros hogares, no vamos a dejar que la violencia pagada con nuestro propio dinero nos venza.

Qué hacer? Organizate. Ya sabes. Calladita, calladito. No necesitas decirlo. Necesitas sentirlo. Siente la alegría de ver a Bolivia libre de violencia delincuencial. Que sea mejor de lo que era antes. Tranquila y llena de paz. Una paz nueva, sin embargo. Una paz activa. Una No Violencia que nace de vos mismo, de tu propio convencimiento de que este líder, este dictador, no te va a vencer, ni en sus sueños.

El dictador no sabe lo fuerte que eres. Dale, solito, solita, vos sabes lo fuerte que eres. Tu fuerza, contra su violencia. Tú eres poderos@. Camina atento. No te dejes convencer por la propaganda. No aceptes la violencia delincuencial como algo “natural”, porque NO lo es.

Es tu decisión. Fuera el dictador. Fuera sus llunk´us. Vamos a sacarlos a todos por las buenas o por las malas. Pero los sacamos. Cómo? Eso está dentro de ti. Tú lo decidirás. Prepárate. Ya se acerca, el momento de actuar.

A %d blogueros les gusta esto: