Para Matar un Libre

samp0c19b358270f1184.jpgLibre para pensar, libre para actuar, libre para decidir. Para ser libre no necesitas permiso. No hay un rol de exámenes, ni un libreto que debas conocer. Eso es lo bueno de la libertad. Es dulce y creativa.

Un dictador no cree en la libertad. Y la amenaza por todas partes, con todos los medios a su alcance. Te dice, por ejemplo, que él es el único líder que puedes tener. Mentira. Como masista, tienes que abrir los ojos ante la muerte de tu libertad. Mira a tu alrededor y verás gente que repite todas las consignas imaginadas por las febriles mentes de Alvaro y sus compinches intelectuales.

Nuestro dictador es sui generis. Ya era dictador en ciernes cuando solo era un jovencito lleno de ganas de llegar al poder. En ese entonces ya los cocaleros tenían que cumplir con él, o caso contrario atenerse a las consecuencias. Hoy no es menos. Le gusta que le halaguen, entonces si no van a las concentraciones, multas y grandes castigos.

Pero como hoy tiene TODO el poder comprado o acaparado, piensa que tú, que elegiste darle tu voto, o tú, que elegiste trabajar para el estado, también elegiste no pensar, y regalarle tu libertad. ¿De veras le regalaste tu libertad?

No lo creo. En realidad, cuando te ofrecieron bonos y regalos de poca monta, pensaste que era todo un hombre bondadoso. No te imaginaste que solo te acostumbraría a pedirle limosna para que cuando te de migajas, le sonrías y le agradezcas como si él lo hubiera hecho con su propio dinero, y no con el tuyo, que viene de tus impuestos.

Es que en verdad, te contaron que te darían una repartición igualitaria de bienes. Pero hoy tu líder tiene tres veces más patrimonio, y las familias de Evo y de Alvaro son dueñas de muchas compañías, mientras que tu sueldo no te alcanza para comprar la misma comida que comprabas, ya no hace ocho años, sino sin ir más lejos… el año pasado.

Es que Evo dijo que entre pobres, nadie tiene nada que perder, y por eso lo apoyan. Te das cuenta? Te va a mantener pobre para que no tengas nada que perder! Pero no sabe que tu libertad, en realidad nunca estuvo en venta. Tù tienes un don preciado, que el dictador no puede comprar, ni manipular: tu Libertad. Así, con L mayúscula.

Eres libre para callar, y seguir desmejorando tu vida, y eres libre para decidir que ya basta. No puede ser que mientras a ti te cuesta tanto apoyar al proceso de cambio, ellos se den viajes de placer y ganen tanto dinero, solo por sacarse fotos y mostrar sonrisas para la televisión.

¿Quien trabaja en el gobierno? ¿Quién gobierna realmente? Piensa si Evo tiene tiempo, entre viaje y viaje, de definir cosas como en qué se va a gastar el dinero. Yo creo que no. Creo que llega a casa tan cansado de los viajes y la comida fina, que si alguien no le pasa a la cama los documentos que debe firmar en el día, ni siquiera eso haría. ¿Y qué cosas firma? Adivinaste! Ni siquiera lee lo que firma, porque confía ciegamente en sus ministros y en Alvaro.

Ahora bien, si te usan para que grites, para que hagas vivas en las interminables concentraciones proselitistas que hace cada día, tú eres quien debe ganar mucha plata. Si no estás ahí, el dictador no dicta nada. Exige tu verdadero lugar. Pide que se te aumente el sueldo, y verás cómo se te tilda de “traidor”. No exagero. Haz la prueba, o si prefieres, mira a tu alrededor y ve cómo se ha degradado tu trabajo.

Hoy, te cobran un diezmo por mantenerte trabajando. Eso quiere decir que les pagas para que te den un pequeño y miserable sueldo. Como explicarte! Las empresas privadas no cobran por mantenerte trabajando. El estado esclavista si. Y encima te dan grandes fiestas que corrompen tu alma. Así, medio borracho toda la semana, es más fácil NO PENSAR…

Que bueno que tu libertad, no se compra ni se vende, porque ha llegado la hora de que levantes el vuelo. Respira. Tómalo con calma. Para matar a un libre, solo se necesita degradarlo. Pero tú no te degradas. Tú eres libre. Y dentro de ti mismo, está la llama de la acción que te despierta y te hace actuar. Calladito. Sin titubear. Tú sabes lo que merece, aquel que intentó robarte lo más valioso que tienes: TU LIBERTAD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: