¿Tenemos  Un País?

En un sentido amplio, el término Estado Fallido, se usa para describir un Estado que se ha hecho ineficaz, teniendo sólo un control nominal sobre su territorio, en el sentido de tener grupos armados desafiando directamente la autoridad del Estado, no poder hacer cumplir sus leyes debido a las altas tasas de criminalidad, a la corrupción extrema, a un extenso mercado informal, a una burocracia impenetrable, a la ineficacia judicial, y a la interferencia militar en la política. (http://es.wikipedia.org/wiki/Estado_fallido).

 

De acuerdo a esta definición, Bolivia está a punto de convertirse, por completo, en un Estado Fallido. El gobierno de Álvaro García Linera y Evo Morales ha demostrado que no tiene control sobre el territorio. Han entrado autos de contrabando y hoy existe una Asociación de Propietarios de Autos de Contrabando, o autos chutos, como se los llama localmente. Estos ciudadanos han desafiado al Estado Nacional. Han amenazado con linchar a policías que entren a quitarles sus autos de contrabando. Lo mismo pasa con los territorios cocaleros, y los territorios mineros de cooperativistas. Todos estos sectores sociales, son afines al Movimiento al Socialismo, partido político en función de gobierno, y son ellos los que no permiten que la fuerza pública entre en sus territorios, ni para controlarlos, ni para que los candidatos opositores vayan a difundir sus propuestas en estos territorios.

 http://www.la-razon.com/index.php?_url=/economia/Propietarios-amenazan-policias-incauten-motorizados_0_2102789767.html

 

Entonces, el primer rasgo de un Estado Fallido, un control nominal del territorio, lo ha engendrado y socapado el MAS, al permitir que sus correligionarios tomen territorios que se han vuelto inexpugnables, y que Álvaro García Linera y Evo Morales, convertidos en candidatos por decisión parcializada y coaccionada de un Tribunal Supremo de Justicia elegido por ellos mismos, lo han hecho con la intención clara de ganar allá con 98%, como lo hicieron antes en las elecciones de 2009.

 

http://eju.tv/2013/05/ley-mas-abre-paso-a-la-re-reeleccin-de-evo-impone-simple-mayora-y-oposicin-protesta/

 

Los territorios aislados masistas, están armados. Tienen gente entrenada que está allá para defender su territorio ganado. Ya no hay estado que nos proteja de las bandas masistas dueñas de esos territorios.

 

http://www.mirabolivia.com/foro_total.php?id_foro_ini=68549

 

Las altas tasas de criminalidad, son el segundo rasgo de un Estado Fallido. Hoy, en plena lucha electoral, la criminalidad está más campante que nunca. La corrupción extrema está en su punto más alto, pues se ha develado un audio en el que Evo Morales admite cómo ha hecho campaña gastando 60 millones de dólares en una cumbre G77, y diciendo cómo el pueblo es “como una mujer, que cuando su marido le pega, lo quiere más, igual a nosotros, cuanto más les pegamos, más van a votar por nosotros”,  Es decir, que la extrema corrupción es la firma de todos los actos gubernamentales.

 

http://www.erbol.com.bo/noticia/politica/26082014/en_un_audio_evo_dice_que_el_g77_fue_la_mejor_campana

 

http://www.mirabolivia.com/foro_total.php?id_foro_ini=68549

 

El extenso mercado informal, ha sido cínicamente convertido en algo “normal” por Luis Arce, Ministro de Economía, al cambiar la forma en que se evalúa el desempleo en Bolivia. Hoy, te preguntan ¿Trabajó hoy?, y si la respuesta es sí, no importa si su trabajo es el más informal del mundo, el Instituto Nacional de Estadística lo considera como “empleado”. Es decir, hemos reducido a la mínima expresión nuestra capacidad de dar información valorable y exacta a la ciudadanía. Hoy, nada es lo que parece porque toda la información estadística es manipulada, así como pasa en Cuba, país modelo al que nos acercamos más cada día.

 

http://eldia.com.bo/index.php?cat=357&pla=3&id_articulo=138697

http://www.la-razon.com/mundo/trabajadores-America-Latina-informales_0_1798620169.html

 

 

La burocracia impenetrable, ha crecido un 200%. Hoy, el 80% de los trabajos son estatales, y la burocracia en estos trabajos ha impuesto un sui generis modo de conseguir un empleo: Hoy, hay que pagar al estado el diez por ciento del sueldo, solo para entrar a trabajar por tres meses y luego entregar el puesto a alguien más. Es dramático.

 

http://eldia.com.bo/index.php?c=&articulo=Bolivia-sigue-anclado-en-el-extractivismo&cat=357&pla=3&id_articulo=142472

 

Ineficacia de la justicia. Este es el punto más álgido de nuestro estado fallido. Hoy, tenemos miles de exiliados, y se persigue judicialmente a todo opositor, pero no se hace justicia a quien sufre daño por un oficialista. El deterioro progresivo y fatal de nuestra justicia, es el principal rasgo de la dictadura constitucional que nos agobia. Ninguna ley se cumple. El ciudadano ha quedado indefenso ante semejante poder.

 

http://www.noticiasfides.com/g/opinion/hernan-maldonado/bolivia-la-injusticia-de-la-justicia-3268/

http://www.paginasiete.bo/nacional/2014/3/20/justicia-boliviana-profundizo-crisis-segun-informe-16723.html

 

Por último, la interferencia militar en la política está clara. Evo Morales ha aumentado el presupuesto al Ministerio de Gobierno, la Policía, y los Militares hasta llegar a un 50% del total del gasto nacional. No estamos en guerra, pero los soldados del ejército del MAS, son privilegiados. ¿Será que se han armado para acallar a su propio pueblo?

 

http://eju.tv/2011/01/presupuesto-de-defensa-crece-123-en-bolivia/

 

Hay una sola luz en este sombrío panorama: Las elecciones del 12 de octubre de 2014. Estas elecciones son el único tronco de salvación que tiene una sociedad orillada a su desaparición por los ricos oligarcas socialistas que la desgobiernan.

 

Pero la propaganda nos dice que hoy se construye patria, y que estamos mejor que nunca. Un estado fallido con dinero, puede pagar estos niveles de corrupción. Cuando se acabe el gas, en 3 años, ya no podrán mantener semejante nivel de gasto. Pero si Evo Morales gana las elecciones, con el fraude que ya tiene montado, no habrá salvación posible. Es decir, la propaganda es como la droga, como la cocaína que fabrican con la coca del Chapare: Te hace alucinar, y cuando crees que eres feliz, te mata.

 

Hoy, Bolivia está en vías de convertirse en un Estado Fallido por completo. La gente sabe lo que está pasando. Pero la decisión es difícil. Los maletines llenos de plata están a la orden del día, y el libre pensamiento ha sido prohibido por completo.

 

Entonces, así las cosas, nos enfrentamos al peor monstruo de la historia: El MAL. Se ha sacado toda norma ética en la campaña electoral, y peor aún, en el gobierno de Alvaro García Linera y Evo Morales, no existe la palabra honestidad, ética, o democracia.

 

Los únicos que pueden ayudarnos a salir del Estado Fallido, somos nosotros mismos. Ver a Evo cada diez segundos en la televisión, te convence de que no hay otra alternativa, y de que no existe un candidato que le pueda hacer frente. Pero si miramos dentro de nosotros, encontraremos que hasta hoy, hemos permitido que a los Buenos Bolivianos, se nos destierre en el seno mismo de nuestra patria, como dijo un patriota hace muchos años.

 

Este destierro de lo bueno, tiene una última oportunidad: Empodérate. Comienza tu labor de buscar lo mejor dentro de ti mismo. Te han lavado el cerebro con tanta propaganda. Pero tu corazón siente mucho por la gente que ves comer de la basura en las calles. Ellos, están peor que hace nueve años. Tú mismo no has recibido 20 veces más sueldo que antes, pero el gobierno si. El gobierno gasta 20 veces más, y tú pagas 20 veces más por todo.

 

Entonces, dentro de ti, sabes qué tienes que hacer. Nadie puede manipular la verdad por tanto tiempo. Nadie te puede hacer hacer lo que tú sabes que está mal. Votar por el mejor de la oposición, es nuestra alternativa. La única posición frente a semejante dictadura. Es inminente el matonaje, el canibalismo a que nos vamos a enfrentar en esta últimas semanas de poder masista. No te asustes. Solo habla con tus amigos y tus familiares para que no se asusten tampoco. Así, con claridad, con calma, y con firmeza, vamos a votar para salvarnos del Estado Fallido. Y si fallamos, no somos víctimas, sino que seremos cómplices del exterminio de Bolivia.

 

Es hora de decir: Si, tenemos un país, y vamos a defenderlo, entre todos, votando unificadamente por la Oposición.

Anuncios

¿Pagamos la Propaganda?

La propaganda dice que hay millones que han salido de la extrema pobreza, pero hoy me piden limosna el doble de personas que hace diez años. ¿Estoy exagerando? No. He contado que de cada 50 personas que veo pasar en el Prado, 5 son indigentes que piden limosna.

 

La propaganda dice que hay miles de obras entregadas por Evo y Linera. Cuando visito esas obras, ninguna es de primera, pero hemos pagado como si fueran de primera. Ninguna está realmente terminada, pero la televisión dice que “son grandes como nos merecemos los bolivianos”. ¿Será que los bolivianos merecemos que nos entreguen un Campo Ferial en La Paz, diciendo, por segunda vez, que está terminado, pero que NO TIENE PISOS?

 

¿Será que merecemos que los medios tengan terror a preguntar porqué la Feria de La Paz no tiene pisos y fue entregada como terminada? ¿Será que merecemos que el km de caminos nos cueste el triple de antes, y todavía tengamos que agradecer que hagan 2 km al mes por departamento?

 

Quiero recordar que nuestros impuestos, y los recursos que entran por concepto de venta del gas, podrían habernos provisto, sin ningún trabajo, de US$14600 a cada boliviano, directo en su cuenta de ahorro, sin ningún esfuerzo. Yo hubiera preferido que el gobierno no haga nada, y habernos capitalizado todos, antes que tener que pagarle al gobierno para que nos brinde obras con tanto sobreprecio, que solo han beneficiado a un puñado de familias satélites del presidente y vicepresidente, ahora candidatos ilegales.

 

Son 146000 millones de dólares que ha recibido Bolivia, y que NO nos han provisto de capital a los bolivianos. Y hoy, están pagando propaganda para que nosotros pensemos que esas obras son buenas, y que nos brindan beneficio personal. Pero cuando hemos pagado por autos de lujo, aviones de lujo, autos lexus y limosinas para el uso de quienes se sienten dueños de nuestro dinero, parece que tuviéramos, a cambio, que aceptar… migajas.

 

Comparo el nivel de vida de la cúpula gubernamental, con la vida de quienes utilizan las obras inconclusas y de tercera categoría que nos entregan, y me pregunto porqué las recibimos.  Debe ser porque no hay quien nos defienda. El gobierno es juez y parte. Recibe nuestro dinero, contrata empresas de militantes solamente, y otros militantes reciben las obras como si estuvieran bien. Entonces, nadie levanta una voz para que tengamos mejor vida.

 

Por estas cosas, pregunto a los ciudadanos: ¿Qué nos hace admitir y permitir que nos traten así? El síndrome de indefensión. Es decir, nos pegan tanto, nos maltratan tanto, que pensamos que nada de lo que hagamos nos va a librar de la tiranía de los dueños de nuestro estado, es decir, de nuestro capital.

 

¿Hay remedio? Solo uno: NUESTRO VOTO UNIFICADO. Ya no importa lo que hagan nuestros políticos. Los tenemos ahí solo porque no nos queda otra. Los gobernantes, han convertido una buena democracia en una mala dictadura. Y los opositores, aun no han sido capaces de unirse a nosotros. Propongo que votemos todos por el opositor que mejor ubicado está. Así, sin que importe nada más. Después, arreglaremos nuestro nuevo proceso democrático.

 

Hoy, es la ciudadanía que, UNIDA, votará para sacar a Evo Morales, sabiendo que ENTRE TODOS, evitamos fraude, y evitamos dictadura estilo Venezuela. Sin importar cuales viejos políticos tengan que dejar de ir a calentar el asiento al parlamento. Bolivia Somos Todos. Sin Evo. Sin el MAS. Votaremos unificadamente, por el mejor opositor. Haciendo patria. Haciendo realidad, nuestra propia libertad.

Zabala es MAS

11280_1530169027213961_5128657499618090189_nZabala es MAS misógino, MAS odiador, MAS machista, que el mismo presidente. Aunque la competencia está dura, porque Evo se atrevió a pedir que se deje de usar condones para que haya más niños y tenga más votantes.

No sorprende que Zabala, que quiere “educar a las mujeres para que no se hagan violar” haya sido nombrado candidato a primer Senador por Cochabamba por Evo Morales, quien piensa que “las solteras lo culpan de sus embarazos porque Evo cumple” de acuerdo a sus propias palabras.

Lo que sorprende es que hay hombres que todavía no han aquilatado su propia capacidad de generar violencia contra el género femenino, solo porque pueden. Y entonces se leen comentarios como esos que dicen que “las mujeres no deben provocar a los varones si no quieren ser violadas”.

Desde que tengo memoria, hay niñas que no han vestido escotes ni minifaldas, y han sido violadas y matadas, igual que hay niñas que no estaban borrachas y han sido vejadas. No es la falda, no es la borrachera, no es la niña. Es el varón, y su intención de complacer sus deseos carnales, lo que lleva a violar a una niña o a una mujer.

¿Hasta cuando vamos, como sociedad, a seguir permitiendo que un partido político tenga en sus filas a violadores, a misóginos, a borrachos, y a delincuentes, y que los ponga en puestos clave como ser el de Primer Senador por Cochabamba?

Hasta que las mujeres tomemos decisiones todas juntas. Ayer, el presidente pidió que “se le disculpe a Ciro Zabala, porque no todos pensamos igual”, es decir, nos toma por idiotas a todas las mujeres pensando que ahí acaba el conflicto.

Hoy, la consigna es #ZabalaFueraDeLaLista, y si no lo sacan de la lista, entonces no tendrá ni un voto femenino, porque estamos cansadas de gente como esta en nuestro parlamento. No nos representa. No queremos a un hombre así dentro del poder legislativo.

Educar al machista, es sacarlo de las listas. Y si se sale con la suya, lo educamos al no votar MAS por él. Es que las mujeres somos más conscientes, más inteligentes, más sabias de lo que Zabala y su amigo, el ilegal candidato Evo, jamás podrán llegar a ser.

Evo Coca y Crimen

Se llamaba Sophia. No la conocíamos y desgarra el alma saber que sólo conocimos su muerte. La joven bioquímica trabajaba bien, hacía el bien a las personas y un hombre con maldad en el alma cegó sus 26 preciosos años. Nunca en nuestra sociedad vimos a un joven actuar con tanta maldad, con tanta alevosía.

Es que los crímenes en Bolivia, pero especialmente en Santa Cruz, son cada vez más crueles. Toda la violencia que ocurre, es cada vez más cruel. Pero en mi opinión tenemos, como sociedad, que ir más allá de ver el efecto y atacar la causa. La gente no se vuelve así de mala y cruel sin que haya una razón. Los crímenes son solo el efecto, son los resultados de la enfermedad. La causa verdadera es la droga.

Si no atacamos a la droga, que es la que causa un cambio y alteración en el cerebro de las personas, no vamos a disminuir estos hechos que nos afectan tanto. Hablemos, como sociedad, la verdad un poco más completa.

En el año 2000, año de menor cantidad de hectáreas de coca cultivada, teníamos 14600Ha. Ahí empezó a gestarse lo que los socialistas llamarían el “golpe blando”, que a punta de paros, huelgas y bloqueos, y bajo pretexto de impedir que se concrete el negocio gasífero boliviano con transnacionales, se llevó a cabo para provocar la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada y tuvo, finalmente, el corolario de entronizar en el poder a Evo Morales, que hoy gobierna por noveno año consecutivo. Para el cuarto año de mandato de Evo Morales, o sea 2010, la cantidad subió a 31000Ha, más del doble del año 2000. De 2010 a 2014, hubo un decremento hasta llegar a 23000Ha, que significan un 64% más de cultivos que en el año 2000.

Además, hay que tomar en cuenta que hoy se cultiva la coca negra, que tiene el doble de rendimiento de cocaína, y que se han modernizado los procesos de elaboración de cocaína, siendo así que los insumos para el negocio drogadicto incluyen no solo precursores, sino también lavadoras, y otras máquinas que hoy gozan de cierta protección callada del gobierno nacional para su importación y venta en Bolivia.

Así las cosas, hoy tenemos pueblos enteros dedicados a la fabricación de droga, zonas prohibidas para la entrada del estado, y la hoja de coca no paga más que un humilde patente, mientras que todas las demás actividades de lucro, pagan grandes impuestos. Por eso, por la facilidad de acceso a la droga terminada, el número de consumidores adictos a la cocaína ha subido mucho. El gobierno no le ha dedicado tiempo a estudiar estos fenómenos, y mucho menos dinero. Será tal vez porque el presidente Morales, primero es presidente de las federaciones de cocaleros del Chapare, tierra en la que no entra el estado, y luego recién, de los demás bolivianos.

Mientras no veamos que la drogadicción es la causa del enajenamiento mental de muchos bolivianos, de todas las clases sociales, no podremos evitar los crímenes. Uno no puede curar un cáncer con aspirinas. Uno no puede mandar a un ratón a que cuide el queso. Uno no puede mirar a otro lado y esperar que nada le pase a su familia. Todos estamos en peligro. Es tiempo de actuar.

Un gobierno cuyo ilegal candidato presidente ha incluido la construcción de la carretera a través del TIPNIS como propuesta electoral, demuestra que no tiene intención alguna de disminuir la cantidad de hectáreas de coca cultivada a niveles del año 2000, sino de aumentarlas con la inclusión de las áreas de cultivo que cocaleros de las federaciones que preside Evo Morales, están avasallando en el TIPNIS, reserva natural que está siendo depredada para cultivar coca.

Como nación, cada Buen Boliviano tiene el deber de conocer la causa del cáncer que debemos exterminar. Pero uno no se cura de semejante enfermedad fácilmente. Hemos sido demasiado condescendientes con la plata sucia que viene del narcotráfico, y con quienes producen cocaína en el país. Hoy, nos toca comenzar la sanación. Vamos a sacar del gobierno al presidente de los cocaleros, para empezar. Si no lo hacemos, no podremos decir que somos víctimas de los drogadictos, sino que seremos sus CÓMPLICES.

Votar con las víctimas de violencia en mente, poner nuestro corazón y nuestra pasión en erradicar el mal de raíz, es nuestro deber ciudadano. Vamos a trabajar juntos, vamos a hacer mejores cosas. La propaganda, no se come. La propaganda, no nos devuelve la vida de quienes se van por culpa del circuito Evo-coca, perdón, coca-droga que nos inunda.

En este link puedes leer los datos que te brindo. http://es.slideshare.net/benavifer/informe-coca-2014-pnudc

¿Un Estado que Nos Cuida?

El Estado Plurinacional de Bolivia está gobernado por Alvaro García Linera, y es representado por Evo Morales. Ambos a su tiempo, han defendido el crecimiento de las instituciones estatales, hasta que hoy tenemos un estado omnipresente. Está en todas partes, y los trabajos son estatales en 80%.

Me pregunto, como trabajadora, cuál es el verdadero rol de un estado tan grande. Porque hoy, cuando una busca trabajo, se encuentra con la realidad oprobiosa de que si se quiere trabajar en el estado, se tiene que pagar el diez por ciento para que te den un puesto, como mínimo. Hay ciertos puestos que cuestan más.

Además, los trabajos hoy son como un “pasanaku” . Para quienes no están familiarizados con el término, un pasanaku en Bolivia, es un sistema de ahorro muy boliviano, en el que se reúne un grupo de amigos y dan una cuota mensual, cuyo monto total es entregado a uno de los amigos, por sorteo, cada mes. De esta forma nadie paga interés, tiene un pequeño capital, y se divierten los amigos reuniéndose mensualmente.

El problema de tener trabajos pasanaku, es que tienes que devolverlos para que le toque a alguien más tener tu puesto. Entonces, no hay un trabajo consciente y dedicado, casi en ningún caso, porque hay que pagar diezmo por trabajar, porque tienes que devolver tu trabajo para que a alguien más “le toque”, y finalmente porque son trabajos tan políticos que no importa tu nivel de calificación para el puesto, sino que tengas suficientes recomendaciones de los capos de turno.

Así las cosas, encima de tener acaparado el 80% de puestos de trabajo, aparte de que los trabajos rotan con una crueldad rayana en lo ridículo, tenemos un Ministerio del Trabajo que al ser estatal, se ha convertido en juez y parte. ¿A quién cuidará el ministerio? ¿A las empresas estatales donde están los todopoderosos capos del gobierno, o al ciudadano indefenso ante tanto poder que es maltratado por el propio estado?

Es fácil darse cuenta de que los ciudadanos del actual Estado Plurinacional de Bolivia, hemos quedado en una situación de casi esclavitud. Lo del casi, es porque solo falta que estaticen también nuestro pensamiento. El día que nuestro pensamiento sea totalmente pasivo y aceptador de la injerencia estatal total en nuestras vidas, habrán conseguido lograr la esclavitud perfecta.

En este macroambiente, es fácil pensar que quienes dependen absolutamente de los trabajos del estado, vayan a votar para reelegir al ilegal e inconstitucional candidato presidente Evo Morales. Pero al parecer, no es cierto. Los bolivianos somos buenas personas. Sabemos que está mal vender y comprar trabajos de esta forma tan denigrante.

Somos Muchos. Somos Buenos. Somos Bolivianos. Y ya nos hemos dado cuenta de que el estado, NO nos cuida. Nos esclaviza. Y aunque no podemos andar pregonando nuestro voto opositor, nuestro corazón nos dicta lo que debemos hacer. Nos dice, muy claro, que la maldad no debe continuar. El voto opositor, se lleva dentro, y es secreto.

7351_10152719009924954_8212981574765406775_n

Gastos Ordinarios de Evo

Los gastos ordinarios de una persona incluyen comida, transporte, y ropa en algunas oportunidades. Un ciudadano pobre, que gana el sueldo mínimo, Bs.1500 (US$ 214 aproximadamente) al mes, no puede darse muchos lujos en un país en el que todas las proteínas cuestan al menos Bs. 35 (US$5) el kilo como mínimo. Tampoco puede pagar un auto propio y mucho menos una casa propia. Siempre estará en déficit.

En el caso de alguien de clase media, sin gastar mucho, necesita al menos Bs.40 por día para sus gastos personales, y unos Bs. 1000 extras para ropa. Además, un alquiler decente está arriba de los Bs. 3000. Por tanto, en gastos, sin ahorro, un boliviano de clase media podría gastar Bs. 5500 (US$ 785 aprox.) fácilmente. Difícil situación.

En el caso del presidente candidato, sus gastos personales, pagados por el Estado Boliviano, incluyen su transporte diario en avión de lujo a al menos 2 lugares por día, ya que está en campaña. Su piloto francés, cobra bien. La gente que viaja con él, también come, duerme y se viste con lo que le pagamos al presidente como viáticos diarios. Su ropa de diseñador, cuesta Bs.35.000 (US$5.000) cada traje.

Calculando a grosso modo, un día de viajes, comidas y alojamiento, nos cuesta al menos Bs.21.000 que son aproximadamente US$3.000 diarios. Pero no es todo, porque el presidente candidato, a través del Ministerio de Comunicación, se da algunos pequeños lujos. Por ejemplo, sale en un spot en todas las televisoras, mañana, tarde y noche, para mostrar un video del candidato opositor, y en eso gasta Bs. 7.000.000 (US$1 millón) en una semana.

Es decir que el presidente gasta normalmente, en un día, lo que gastamos en un mes, al menos cuatro ciudadanos de clase media. Aparte, gasta un millón de dólares por semana en un spot.

Las redes sociales, no solo han visto este gasto como dispendioso, sino que han sacado memes en los que se ve al presidente “debatiendo con el televisor”, pues este gasto se origina en la tozudez del Sr. Morales para no debatir frente a frente con el opositor Samuel Doria Medina. Es decir, todo ese gasto se debe a que Morales es incapaz de sentarse en una mesa con Doria Medina, para decirle lo que le dijo al televisor.

Es un caso insólito, sui generis, de autocomplacencia. Como mínimo, en una sociedad organizada, donde los poderes del estado fueran independientes, este tipo de comportamiento sería penado por ley. Pero en la Bolivia que Evo Morales ha creado, no hay una sola institución que le reclame estos gastos, y mucho menos un Tribunal Supremo Electoral que lo obligue a debatir frente a frente con su opositor, y no con un televisor, para ahorrarnos un millón de dólares.

Abajo, el meme que ha circulado más por las redes sociales.

10509774_686500354732172_3913106880821149955_n

Bolivianización de la Moneda, Sofisma para Desdolarización

No es casualidad que el Ministro Luis Arce haya tenido que callar al Banco Central de Bolivia, que anunció la Bolivianización de todas las transacciones, para ponerlas todas en moneda nacional. Ese es el siguiente paso en la economía evista. Está claro que no es el momento, porque por las elecciones, eso restaría votos.

No me preocupa tanto que piensen hacerlo. Me preocupa más que lo nieguen. Porque negar que necesitan una medida así, es igual que negar que se necesita sincerar los precios de la gasolina. Es mentir. Negar que se tenía prevista la desdolarización, aunque lleve un nombre distinto, es intentar que no nos demos cuenta de sus verdaderas intenciones.

¿Cuál la intención detrás de la desdolarización? Apropiarse de nuestros ahorros. Si. Hasta ahora, el gobierno ha mermado toda iniciativa de ahorro y capitalización individual y familiar, a través del control de la tasa de interés bancario que nos pagan en los bancos. El gobierno ha bajado a casi cero esa tasa durante siete años. Suficiente para volvernos pobres a todos los ahorristas. En el año ocho, nos hizo el gran favor de darnos unas migajas a través de bonos que pagan más y que podemos comprar del BCB. Es decir, encontraron otra forma de acaparar nuestros ahorros para el estado, a través de lanzarnos el anzuelo de pagarnos un poco más de interés si le compramos al Banco Central. Muy sagaz el ministro Luis Arce.

Hoy, la desdolarización va a quitar el valor a todos nuestros ahorros, como ya pasó una vez con la UDP. ¿Se acuerdan? Es inolvidable esa nefasta página de nuestra historia. Hoy, se va a repetir en cualquier momento. La señal, a través de un error del Banco Central, está dada. ¿Cuántos de nosotros sobreviviremos esta vez, cuando le quiten el valor a todo lo que tenemos ahorrado en dólares?

Pocos. Solo aquellos que tienen información preferencial, es decir, los funcionarios de alto rango del gobierno del Movimiento al Socialismo, tendrán acceso a ese privilegio de poder cuidar sus ahorros familiares. Esto significa que el resto del pueblo, ha quedado en la indefensión económica. Nadie nos protege.

¿Qué puede pasar con un pueblo cada vez más pobre? ¿Qué siga votando por el verdugo de su economía, es decir por el Movimiento al Socialismo? No creo. Esta es la señal de alerta más clara que nos ha dado el gobierno en los últimos dos años. Recuerda, si tiene cola y maúlla, es gato. Si tiene cara de bolivianización, es desdolarización.

Nuestra Vida

Parece que estamos viviendo una película. No se si es de terror, o es cómica. Porque todo depende del ángulo en que lo veas. Desde el ángulo de la oposición, es una película de terror porque de pronto se ha desatado una batalla irrefrenable de insultos en todas partes, que vienen directamente sobre el que mejor opositor en las encuestas. Y a los otros tres opositores tampoco los deja tranquilos. Los llena de trampas y los destroza mediáticamente, todo lo que puede.

Visto desde el lado del gobierno, es una película cómica porque utiliza todos los medios que posee para ofrecer el cielo y las estrellas, y se ríe de la pobre avaricia de la gente que va detrás de promesas vacías como pez detrás de una carnada para ser pescado y almorzado en cualquier momento. Se nota una superioridad tal de publicidad y propaganda, que todo funcionario del gobierno se ríe a carcajadas del pobre pueblo al que están cebando.

Fuera de la película, tenemos que preguntarnos cómo estamos realmente. Cómo sentimos los principales aspectos del “vivir bien”, que nos han impuesto en estos nueve años. Solo si le damos una mirada sincera a nuestra propia situación, lograremos zafarnos de esta suerte de enajenación mental que produce escuchar el zumbido azul que nos rodea en todos los medios. Vamos entonces a ver nuestra real situación en la economía, la salud, la educación, el transporte, la industria, y el ahorro.

La economía, dicen que está muy bien. Pero cuando hablo con mi vecina, ella me cuenta que en su familia, han tenido que ofrecer en venta su casa para poner un pequeño negocio y sobrevivir, porque no encuentran trabajo formal. Uno de los hijos ha ido a trabajar al Chapare, pero tiene miedo de lo que le pueda pasar, y otro hijo ha dejado de estudiar porque no pueden pagar el costo de sus estudios. Las otras dos hijas están en la escuela todavía, y una de ellas está embarazada a los 16 años.

Su marido, hace dos años que no trabaja bien. Es contador. Los muchachos sentados al frente de la oficina de impuestos, cobran monedas y son mucha competencia. Ya no alcanza el dinero. La señora, ha sido despedida de Ecobol, empresa estatal que está en problemas desde hace tres años.

En cuanto a la salud, gracias a Dios no se enferman, porque ya no es como antes. Hoy, tienen que hacer cola desde las tres de la mañana para conseguir ficha. Y no hay Pro Salud como antes. Tampoco hay especialistas en todos los hospitales. Una consulta privada cuesta más del doble de lo que costaba antes, pero como no hay sueldo, mejor se mantienen sin enfermarse. Cuando se resfrían, van a la farmacia y preguntan al bioquímico de turno qué pueden tomar, para evitar ir al médico. Y eso tampoco es barato. Un jarabe mas unas pastillas y un antitusivo, sale cerca a Bs. 200, que para alguien que no trabaja, es mucho.

Como la industria nacional ya casi no existe, toda la ropa que compran es china. Plástico puro. Y para colmo, cara. Así que mucho de lo que compran es usado. Ropa bonita y estrenada. No alcanza para más. Los alimentos llegan casi todos del exterior. No hay ya esa fruta que antes traían de Los Yungas. Luego está el transporte. Todo un dolor de cabeza. Demasiados autos en las estrechas calles. Puro minibús. Pero mi vecina camina lo más que puede porque no puede pagar minibús para ir a todas partes. El pasaje es caro. ¿Y el ahorro? No hay. Como no pagan nada en el banco, ha ido al Banco Central a comprar unos bonos, pero son para gente que tiene harta plata. Tal vez al vender su casa pueda ahorrar en esos bonos.

Así las cosas, a mi vecina no le interesan las elecciones. Está muy ocupada tratando de sobrevivir. Vive peor que hace nueve años, pero la propaganda dice que hoy se vive bien. A ella no le parece. Hace cuatro años le robaron todo lo que tenía en su casa y hasta hoy, no ha podido recuperarse. No tiene tiempo de pensar, solo de actuar. Cada día es una penuria porque la casa no se vende rápido. Teme venderla barata y luego no poder encontrar un anticrético o un alquiler. El crédito que le han ofrecido a su comprador, hace siete meses que no se desembolsa. Le han dicho que es porque al banco, no le conviene prestar para vivienda.

Entonces, mi vecina escucha la propaganda y se desorienta. Porque no puede pedirle gas domiciliario a un enorme anuncio que le dice que todos los bolivianos somos felices porque tenemos gas 365 días del año. Pero ella sigue con su garrafa. Hay el ducto, pero no hay gas en el. Y así. Son muchas cosas que ella no tiene, pero que la propaganda dice que tiene.

La desolación. La desesperación diaria, no le permiten darse el lujo de creer en el famoso vivir bien. Me confiesa, con un suspiro de tristeza, que está indefensa. Que nada le va bien. Que no sabe cómo enfrentar cada día. Que espera que esto cambie. Pero no tiene fuerzas para luchar. Y solo Evo parece que tiene soluciones a sus problemas porque ofrece muchos millones que ella espera que le lleguen de alguna manera.

Después de escucharla, se me ocurre que su vida es una pesadilla, pero no se lo digo. No quiero preocuparla más. No quiero que su clásico síndrome de indefensión, provocado por un entorno demasiado agresivo, en el que le han quitado todo derecho a una respuesta positiva del padre gobierno, un sistema represivo que ella se da cuenta de que no puede vencer y un infierno de bloqueos y marchas diarias que convierten su vida en una eterna agonía. Todo esto la ha vuelto indefensa. Piensa que si no vota por el que provoca su indefensión, ni siquiera la promesa de algo mejor podrá tener.

En este mundo frío y sombrío, lo que se me ocurre es recordarle que está viva. Recordarle que ese es el mayor regalo, la mayor inversión, y la máxima fortuna que tiene, y no puede entregarse a la desesperación, solo porque alguien no hizo bien su trabajo estos nueve años.

Entonces la veo alzar su mirada hacia mí, y titubeante, me pregunta: ¿Usted cree que el gobierno salga de verdad, si ya tiene listo el fraude y con tanta propaganda? Le contesto que el gobierno solo tiene el poder porque nos robó nuestros votos en dos ocasiones. Le aseguro que Somos Muchos. Somos Buenos. Somos Bolivianos. Y esta vez, nos vamos a unir para sacarlos, así como los hemos puesto antes.

Me mira asombrada. No pensaba que yo podía tener esperanza alguna para ella. Entonces le digo que el dinero que ha entrado en Bolivia, es tanto, que cada boliviano hubiera tenido un pequeño capital de arranque, solo con los intereses que hubiera podido generar ese dinero en un banco en el extranjero. Sin hacer nada más que eso, hubiéramos podido tener todos, un pequeño capital.

Me pregunta si creo que debemos cambiar de gobierno. Le contesto que no solo debemos, sino que lo haremos, porque su historia no es única, ni la peor. Y eso, es a pesar de haber tenido tantos recursos. Por eso tenemos, y debemos, cambiar de gobierno. Porque no podemos vivir de lo que dicen los grandes carteles, o la televisión. Tenemos que sentir que nuestras vidas están bien. Y ahora no lo están.

Ella sonríe. Ella dice que no entiende cómo no se había dado cuenta antes de que su situación es así por las condiciones que ha creado un gobierno irresponsable. Dice que ahora hay que votar todos juntos por la oposición. Me pregunta por quien votaré. Le digo que votaré por el que mejor esté en las encuestas. Que ese es Samuel. Y que si le parece bien, podemos votar entre todos por el, ya que nos ofrece un gobierno más sensible, más sensato, que nos dará oportunidades de trabajo reales, y que nos sacará de la pobreza en la realidad, no en los carteles.

Es que es un trabajo de todos esto de ponernos de acuerdo. Los otros candidatos, que no pudieron o no quisieron unirse antes, ojalá se puedan unir ahora. Para que no entorpezcan el trabajo del pueblo, que va a votar unificadamente por el mejor candidato opositor.

A %d blogueros les gusta esto: