¿Pagamos la Propaganda?

La propaganda dice que hay millones que han salido de la extrema pobreza, pero hoy me piden limosna el doble de personas que hace diez años. ¿Estoy exagerando? No. He contado que de cada 50 personas que veo pasar en el Prado, 5 son indigentes que piden limosna.

 

La propaganda dice que hay miles de obras entregadas por Evo y Linera. Cuando visito esas obras, ninguna es de primera, pero hemos pagado como si fueran de primera. Ninguna está realmente terminada, pero la televisión dice que “son grandes como nos merecemos los bolivianos”. ¿Será que los bolivianos merecemos que nos entreguen un Campo Ferial en La Paz, diciendo, por segunda vez, que está terminado, pero que NO TIENE PISOS?

 

¿Será que merecemos que los medios tengan terror a preguntar porqué la Feria de La Paz no tiene pisos y fue entregada como terminada? ¿Será que merecemos que el km de caminos nos cueste el triple de antes, y todavía tengamos que agradecer que hagan 2 km al mes por departamento?

 

Quiero recordar que nuestros impuestos, y los recursos que entran por concepto de venta del gas, podrían habernos provisto, sin ningún trabajo, de US$14600 a cada boliviano, directo en su cuenta de ahorro, sin ningún esfuerzo. Yo hubiera preferido que el gobierno no haga nada, y habernos capitalizado todos, antes que tener que pagarle al gobierno para que nos brinde obras con tanto sobreprecio, que solo han beneficiado a un puñado de familias satélites del presidente y vicepresidente, ahora candidatos ilegales.

 

Son 146000 millones de dólares que ha recibido Bolivia, y que NO nos han provisto de capital a los bolivianos. Y hoy, están pagando propaganda para que nosotros pensemos que esas obras son buenas, y que nos brindan beneficio personal. Pero cuando hemos pagado por autos de lujo, aviones de lujo, autos lexus y limosinas para el uso de quienes se sienten dueños de nuestro dinero, parece que tuviéramos, a cambio, que aceptar… migajas.

 

Comparo el nivel de vida de la cúpula gubernamental, con la vida de quienes utilizan las obras inconclusas y de tercera categoría que nos entregan, y me pregunto porqué las recibimos.  Debe ser porque no hay quien nos defienda. El gobierno es juez y parte. Recibe nuestro dinero, contrata empresas de militantes solamente, y otros militantes reciben las obras como si estuvieran bien. Entonces, nadie levanta una voz para que tengamos mejor vida.

 

Por estas cosas, pregunto a los ciudadanos: ¿Qué nos hace admitir y permitir que nos traten así? El síndrome de indefensión. Es decir, nos pegan tanto, nos maltratan tanto, que pensamos que nada de lo que hagamos nos va a librar de la tiranía de los dueños de nuestro estado, es decir, de nuestro capital.

 

¿Hay remedio? Solo uno: NUESTRO VOTO UNIFICADO. Ya no importa lo que hagan nuestros políticos. Los tenemos ahí solo porque no nos queda otra. Los gobernantes, han convertido una buena democracia en una mala dictadura. Y los opositores, aun no han sido capaces de unirse a nosotros. Propongo que votemos todos por el opositor que mejor ubicado está. Así, sin que importe nada más. Después, arreglaremos nuestro nuevo proceso democrático.

 

Hoy, es la ciudadanía que, UNIDA, votará para sacar a Evo Morales, sabiendo que ENTRE TODOS, evitamos fraude, y evitamos dictadura estilo Venezuela. Sin importar cuales viejos políticos tengan que dejar de ir a calentar el asiento al parlamento. Bolivia Somos Todos. Sin Evo. Sin el MAS. Votaremos unificadamente, por el mejor opositor. Haciendo patria. Haciendo realidad, nuestra propia libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: