Libertad y Democracia

No fue por acción de una persona o un grupo de personas que recuperamos la Democracia en Bolivia. Fue por la acción de TODAS las personas y TODOS los grupos de personas. No fue por acción de algún partido político tampoco. Fue por la acción de TODOS y cada uno de los partidos.

Lo que se debe definir, y será bueno hacerlo de manera interna, es cuales fueron las tareas de las personas (el Pueblo) y sus líderes, así como de los partidos políticos y sus líderes.

Por eso debo mencionar dos aspectos clave:

  1. Surgieron millones de líderes. Por eso fue relativamente fácil hallarnos tan compenetrados que si no era Mesa iba a ser otro, si no era Camacho, iba a ser otro, y así hasta llegar al último Buen Boliviano que habita el país. Estos liderazgos no nacieron por ósmosis. Fueron alentados como parte de una gran estrategia nacional creada y concebida desde las bases mismas, y nutrida con interminables horas de esfuerzo, trabajo y desarrollo en las calles, en las urnas, en las casas, y en las Redes Sociales. Esta estrategia fue completamente desconocida por los partidos políticos y sus líderes, aunque ellos también se beneficiaron en gran medida de la labor nacional de los estrategas.
  2. Los partidos políticos siempre estuvieron divididos y con la viveza criolla que caracteriza al político boliviano, medraron y aprovecharon de la acción nacional que siempre daba buenos resultados. No les costó un centavo producir y provocar la epopeya de una movilización tan grande. Es cierto que apoyaron con algunos materiales, algunas banderas y uno que otro material y propaganda. Pero el esfuerzo siempre fue dividido, parcial y hasta amarrete. Nunca se unieron para dar respuestas al país.

Cuando Mesa dijo que era el Pueblo el que conseguiría la unidad, sabía lo que decía. Ojalá lo hubiera escuchado Ortiz, que seguía sordo y ciego frente al pedido del Pueblo de unidad. Pero Mesa apenas intuía lo que podía pasar. Ni el, ni ningún político evista u opositor, podía saber lo que se venía porque no eran parte del movimiento. No lo vieron venir. Por eso fue un éxito. Creo que si algún político lo hubiera sabido, hoy estaríamos completamente pisoteados por la parte más cruel de la dictadura evista, que no es otra que la que nos mostraron en venganza por su renuncia con su inefable e hiper violento grito de “ahora si, guerra civil” en una noche de cristales rotos igual a la Kristall Nacht que Hitler una vez infligió a los alemanes para sembrar el miedo y hacer capitular a toda su oposición. Es que no les llamo MAZISTAS en vano. Les digo así porque son los nazis criollos.

Es ridículo pensar que los mismos políticos totalmente despistados que por Gracia de Dios ocupan el poder en el Gobierno de Transición, tengan alguna idea relevante para lograr la unidad partidaria y enfrentar unas elecciones sin el dictador Morales.

Como dice mi amiga Anto, Tuto es el mejor preparado intelecualmente, pero no el mas apoyado. Samuel es el con mayor espalda económica, pero el menos popular. Camacho el con mayores expectativas pero demasiado bocón e inmaduro políticamente. Mesa el mas tibio pero con mas apoyo en la oposición al MAS. Sus egos son tan grandes y su ambición tan manifiesta que juntarlos cada día es mas imposible y juntándolos, tampoco hacemos uno que consiga unificar y dar certezas.

Por eso escribo estas líneas y repito lo que dije al comenzar esta nota: No fue por un partido, sino por todos los partidos. No fue por una persona, sino por todas las personas. Es así de fácil. Volvamos al principio. Ya logramos lo imposible, que era sacar del poder al dictador mas mañudo que hemos tenido en la historia, y que sigue con su maña de querer volver a la fuerza, con violencia, si no gana las elecciones.

Por eso debemos volver a la misma estrategia: Es cosa de hacerlo entre todos los partidos y todas las personas. Para eso no necesitamos que tengan una sola candidatura. Apenas necesitamos que sean candidaturas decentes y que sean máximo tres. Dos grandes y una chica.

Propongo a Soledad Chapeton para Vicepresidente, por la labor que hoy tiene que llevar a cabo un vicepresidente. Como dijeron los evistas, el vicepresidente se ha convertido en el gerente del país. Es más importante el gerente que el propio presidente en el tema de una Administración gubernamental. El Presidente debe ser alguien que nos represente en foros y atraiga inversión extranjera y nacional. ¿Quién mejor que Tuto? A ellos deberían unirse los demócratas, que ya perdieron suficiente en la elección y que solo por Gracia de Dios descubrieron a Jeanine, una perla que nunca habían visto brillar, y que deben guardar para la presidencia de aquí a 5 años.

Propongo a otro binomio con Pedraza como vicepresidente y Mesa presidente. Por razones obvias, Pedraza es el hombre más importante en ese binomio. Y nadie mejor que Mesa para representarnos. A ellos se deben unir las fuerzas como PDC, UCS, MNR que deben sumar sus fuerzas para no perder su personería jurídica y para aportar con su experiencia política.

El tercer binomio que propongo, tiene a Pumari como vicepresidente. El es el más importante porque como dije, se convertiría en el gerente del país. Camacho nos representaría muy bien por tener experiencia empresarial. Ellos no tienen sigla, así que podrían ir con Demócratas. Es una negociación que deberían hacer. Si no consiguen ir con Demócratas, deberían intentar ir con Unidad Nacional. De una u otra forma, le van a quitar algo a Tuto y Soledad. Samuel podría llevar a Soledad como vicepresidente de Tuto, pero poner a su gente a trabajar con Camacho. Sería cosa de abrir la mente. No sería bueno que se unan con los partidos pequeños porque no hay cuadros nacionales si van con ellos, y hay que pensar en las elecciones sub nacionales.

Entonces los binomios que proponga van así (sin ningún privilegio):

Primer binomio que propongo es Tuto-Soledad, que pueden ser un frente grande unidos a Demócratas.

Segungo binomio: Mesa-Pedraza, que de hecho ya son grandes y tienen presencia nacional. Deben absorber a todas las siglas pequeñas.

Tercer binomio:  Camacho-Pumari. No tienen sigla así que deben negociar con Samuel para ir como Unidad Nacional, mientras Samuel presta a Soledad Chapeton para la vicepresidencia de Tuto. También deben negociar con Demócratas. Pero no deben ir con partidos pequeños. Necesitan presencia nacional.

Así, Camacho y Pumari se convierten en bisagra para dos frentes, y todos ganamos. Mesa tiene la oportunidad de probarse a si mismo su capacidad de liderazgo y puede ganar la elección en primera vuelta si hace bien las cosas y no contrata a Ricardo Paz para que haga su campaña.

En este esquema, todas las personas tenemos por quien votar y nos convencerán con sus programas y sus ofertas. Ya no es ir solo contra el MAS. Así también todos los líderes de oposición tienen una oportunidad de llegar al poder y de mostrarnos sus capacidades.

#EntreTodosNosCuidamos esa es la visión de presente y de futuro.

A %d blogueros les gusta esto: