Quien Paga Sueldo, Exige Resultados

Estimado ciudadano, yo le pregunto: ¿Qué le podemos exigir al vicepresidente, o al presidente? Todo. Nosotros pagamos sus sueldos, y somos los que con nuestro trabajo, construimos la patria, por tanto, somos sus jefes.

 

Usted y yo, tenemos el poder de exigir que cumplan con su trabajo. Pero primero tenemos que definir cual es el trabajo de estos dos niveles estatales. De acuerdo a la Constitución Política del Estado, artículo 172, el presidente debe:

 

1.Mantener la unidad del Estado. 2. Cumplir y hacer cumplir las leyes. 3. Proponer y dirigir las políticas de gobierno y de estado. 4. Dirigir la administración pública y coordinar las acciones de los ministros. 5. Dirigir la política internacional, suscribir tratados internacionales, etc. 6. Solicitar convocatoria a sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional. 7. Promulgar leyes sancionadas por la Asamblea Nacional. 8. Dictar Decretos Supremos y Resoluciones. 9. Administrar rentas estatales y decretar su inversión por medio del ministerio del ramo. 10. Presentar el plan de desarrollo económico y social a la AN 11. Presentar el proyecto de ley de presupuesto del estado dentro de las 30 sesiones iniciales. Presentar informe de gastos públicos. 12. Presentar informe anual sobre estado de la Adm Pública con memorias de ministerios. 13. Hacer cumplir las sentencias de los tribunales. 14. Decretar amnistía o indulto. 15. Nombrar Contralor, Presidente del BCB, y presidentes de instituciones estatales. 16. Preservar la seguridad y defensa del Estado. 17 y 18. Designar y destituir Comandantes del Ejército y la Policía. 19. Proponer ascensos en el Ejército y Policía. 20. Crear y habilitar puertos. 21. Designar representantes al Órgano Electoral.22. Designar ministros respetando equidad de género. 23. Designar Procurador del Estado. 24. Presentar proyectos de ley de urgencia económica. 25. Ejercer como Capitán General de las FFAA. 26. Declarar Estado de Excepción. 27. Ejercer como autoridad máxima del Servicio Boliviano de Reforma Agraria, y otorgar títulos ejecutoriales de distribución y redistribución de tierras. (Subrayado agregado)

 

El vicepresidente, según el art. 174, debe: 1. Asumir la presidencia en los casos establecidos por la CPE. 2. Coordinar relaciones entre AN, Órgano Ejecutivo, y Gobiernos Autónomos. 3. Participar en sesiones de Consejo de Ministros. 4. Coadyuvar al presidente en la dirección de la política general del Estado, y  5. Participar en diseño de Política Exterior y misiones diplomáticas.

 

El art. 173, que está entre estas dos atribuciones, se establece con meridiana claridad que: “El presidente podrá ausentarse de territorio boliviano en misión oficial, sin autorización de la AN HASTA un máximo de 10 días. (Mayúsculas agregadas).

 

Escribí todo esto con mucha candidez. Ya sabemos que la pareja que nos gobierna no cumple nada de la Constitución, a no ser que les convenga. Sin embargo, lo hice porque quiero preguntarle a usted ciudadano, si está de acuerdo con seguir pagando el sueldo de un presidente y un vicepresidente que han INCUMPLIDO SUS DEBERES.

 

En ninguna parte dice que el presidente debe jugar fútbol tres días a la semana, y mucho menos que esos diez días seguidos de viajes, deben tener lugar al menos una vez al mes. Aunque recuerdo que algunos meses, el presidente viajó 23 días al exterior, y nadie dijo nada.

 

Solo nosotros, los ciudadanos, hemos sentido la ausencia, y el incumplimiento de deberes de esta pareja presidencial. Nunca vimos un plan de gobierno hecho por el presidente y presentado a la Asamblea. Nunca vimos tampoco que alguien cuestionara que el presidente NO haya hecho informe personal sobre gastos públicos, ya que solo ha presentado memorias ministeriales, que también están dentro de sus tareas, pero NO lo eximen de presentar el informe de gastos. Tampoco ha nombrado Contralor mas que de manera interina, durante ocho años!

 

Lo peor es que el Palacio Vacío, digo, el Palacio Quemado, NO lo extraña. NO lo necesita al señor Presidente. Todos hacen lo que quieren. Nadie controla ni cuestiona a ningún ministro. Mucho menos el vicepresidente, que es quien incita al descontrol por conveniencia mutua.

 

Por eso vamos a marchar en sábado 18 de junio de 2016, todos los colectivos ciudadanos autoconvocados. Porque nosotros estamos indefensos. Nosotros, que les pagamos el sueldo, NO tenemos nada mas que promesas falsas, falsos títulos, y falsos hijos. Asi, así, ya NO podemos seguir pagando sus sueldos. ¿O que dice usted Ciudadano?.

¿La Voz del Pueblo o la Voz de Evo?

La Voz del Pueblo es de temer. Cuando se expresa, no halla barreras. Como en Octubre negro, cuando esa voz sacó a Gony del poder en Bolivia. En aquella oportunidad, como toda vez que ha habido violencia en Bolivia, Evo estaba en el extranjero.

 

Gony salió con un golpe suave digitado desde la izquierda internacional con Chavez y sus millones de petrodólares a la cabeza. También hubo europeos, argentinos, cubanos, e incluso chilenos socialistas que apoyaron ese golpe suave, y convirtieron las voces de octubre en “La Voz del Pueblo”. Y Evo fue el ungido con los votos del pueblo para convertirse en presidente. ¿Quién podría hacerle frente a alguien que representaba a esa voz primigenia? Estoy segura de que si hubiera sido Roberto De La Cruz, o aquellos de la guerra del agua de Cochabamba los que hubieran tenido el aval de Chávez, hubieran sido los afortunados presidente y vicepresidente durante los últimos diez años.

 

García Linera y Morales fueron los elegidos por la corriente internacional y fueron coronados como representantes de la Voz del Pueblo, la Voz de Dios. Pasan los años y la fuerza de esa voz, se convierte en @evoespueblo. Es decir, hoy la Voz del Pueblo, se ha convertido en la Voz de Evo. Evo se cree el pueblo y su voz, su alma, y su cuerpo. Por tanto, filosóficamente, Evo ES la voz del Pueblo, según se nombra a si mismo, o lo nombran sus amarrawatos, que es lo mismo.

 

El peligro que corremos con los populismos en todas partes del mundo, es que La Voz del Pueblo, se torna en la Voz del Ungido. Lo que el Ungido dice, es la ley. Entonces el ungido, tiene su propio  modo de castigar a quienes contradigan su Voz, y cada vez más seguido, le toca hacerlo. No puede permitir que se le falte al respeto. Entonces el Ungido reprime, gasifica, y manda a matar civilmente y hasta físicamente a las voces discordantes, muy especialmente a aquellos que estando dentro de su redil, osan salirse.

 

La obsecuencia de la Voz del Pueblo, que hoy en nuestro país, es Evo, es cada vez más inquisidora. Si no le gusta lo que digas, la inquisición te corta la cabeza. Incluso tienen su propia corte inquisidora, que es el Tribunal Superior de Justicia, con sus fiscales y jueces que son los inquisidores, que trabajan para nuestra Voz del Pueblo, digo, Voz del Evo.

 

Hace diez años, creímos hacerle caso a la Voz del Pueblo, la Voz de Dios al elegir un caudillo. ¡Y Evo se la creyó! Hoy, vivimos en la Inquisición del @evoespueblo, que está acabando con todas las voces que se opongan a su Voz. Y hasta están haciendo su propia Cumbre de Justicia, porque hallan que deben encontrar la forma de que la verdad, sea solamente la suya, y a quienes quieran mostrar la verdad un poco más completa, habrá que quitarles sus títulos, ponerlos en prisión, y acabar con sus familias, por haber osado ir contra la santa palabra de la inquisición de la Voz del Pueblo.

 

Les pregunto compatriotas: ¿Es Evo la Voz del Pueblo? ¿O mas bien la voz del Ego? Porque si una vez Evo fue el ungido, hoy, después de que el Pueblo les dijo NO a su re reelección, ha dejado de serlo.

 

Quieran o no quieran los mazistas, el nombre NO es ya @evoespueblo, sino @evoesego, porque lo único que lo mantiene en el poder es eso: SU EGO. Entonces, ya NO tenemos una Voz del Pueblo en el poder. Tenemos una Voz del Ego, que regula nuestras vidas, a pesar de nosotros mismos.

Evo, el Incapacitado

¡Mira a mis hermanos con Discapacidad Evo! Nunca te he rogado nada porque no lo mereces. Pero esta vez te ruego, te imploro por ellos. Aunque no lees, te van a contar que has logrado que me arrodille ante ti.

Solo una vez pedí algo de rodillas en la vida. Hoy, de rodillas te pido Evo que los mires, que los recibas, y les des una renta de Bs. 500.

Por favor Evo, ten piedad de ellos. ¿No has visto a Fátima y su pequeño yendo a prisión por luchar en la calle para que la sientas? ¿No has visto sus torsos desnudos en las calles mostrando su discapacidad?

Por piedad Evo, dales su renta. Si no van a morir, como ya lo dijeron, en las calles. ¿Por qué los flagelas con tanta saña? Al final lo que piden es solo dinero, de ese que te sobra para despilfarrar. De ese que puede servir para construir, o como en este caso, para destruir las vidas de los menos favorecidos por el destino.

Hoy viernes, 3 de junio de 2016, de rodillas y con lágrimas en los ojos, te suplico Evo que los recibas, que les devuelvas la dignidad y que les des una renta mensual.

He dejado todo mi orgullo a un lado, para suplicar por ellos, por mis hermanos con discapacidad. ¿Cuánto valen para ti sus vidas? No lo sé. Pero para mí, son lo más valioso que tenemos porque nos enseñan muchas cosas, especialmente sobre el valor del amor, la compasión, la caridad, y sobre todo, acerca de la celebración de la vida.

Ahora es tu turno Evo. Aquí Álvaro no puede ayudarte. Mucho menos tus ministros. Eres tú el que tiene que decidir que hacer. Hazlo. O desde hoy, te convertirás es Evo, el Incapacitado.

Poema de Luz II

13315803_10209502620543922_588851238838638610_n

 

Olas de frío recorren mi cuerpo

Viento que trae mi desventura en tu karma

Lluvia que moja convertida en lágrimas

Agua que moja mi cuerpo desde el Neptuno

 

Nada tengo que perder

Mucho no hay para ganar

Intento hacer que me veas

Pero me apago cada vez mas

 

Un frío 27 de mayo me pusiste entre rejas

Con mi niño de la calle a la prisión

Que festejo tan humillante

Me diste hoy

Sin verme pasas por mi lado

Sin sentirme me condenas

Tu eres el culpable de toda mi pena

 

Soy madre y NO festejo

Soy solo alguien que carga su discapacidad

Como quien carga su cruz con cadenas

Con espinas, con clavos, con dolor

No te extrañes si yo muero

Seguiré siendo invisible y pobre

Llena de necesidades, vacía de tu compasión

 

Pero mientras gano mi lugar en el cielo

A punta de sufrimiento

Tu ganas tu infierno a mano

Yendo en avión de primera

Bebiendo y disfrutando mi dolor

 

Nunca he sido importante para ti Evo.

Mi pequeñez es tu gran karma,

Tu pérdida, tu Waterloo

Soy Fátima, y desde este 27 de mayo

Soy, con tu madre, tu perdición,

Tu caída, tu gravísimo crimen,

Tu última y mas grave equivocación.

 

Por:  Jacqueline Patiño

Mayo 29, 2016

Nuestra Vida

Parece que estamos viviendo una película. No se si es de terror, o es cómica. Porque todo depende del ángulo en que lo veas. Desde el ángulo de la oposición, es una película de terror porque de pronto se ha desatado una batalla irrefrenable de insultos en todas partes, que vienen directamente sobre el que mejor opositor en las encuestas. Y a los otros tres opositores tampoco los deja tranquilos. Los llena de trampas y los destroza mediáticamente, todo lo que puede.

Visto desde el lado del gobierno, es una película cómica porque utiliza todos los medios que posee para ofrecer el cielo y las estrellas, y se ríe de la pobre avaricia de la gente que va detrás de promesas vacías como pez detrás de una carnada para ser pescado y almorzado en cualquier momento. Se nota una superioridad tal de publicidad y propaganda, que todo funcionario del gobierno se ríe a carcajadas del pobre pueblo al que están cebando.

Fuera de la película, tenemos que preguntarnos cómo estamos realmente. Cómo sentimos los principales aspectos del “vivir bien”, que nos han impuesto en estos nueve años. Solo si le damos una mirada sincera a nuestra propia situación, lograremos zafarnos de esta suerte de enajenación mental que produce escuchar el zumbido azul que nos rodea en todos los medios. Vamos entonces a ver nuestra real situación en la economía, la salud, la educación, el transporte, la industria, y el ahorro.

La economía, dicen que está muy bien. Pero cuando hablo con mi vecina, ella me cuenta que en su familia, han tenido que ofrecer en venta su casa para poner un pequeño negocio y sobrevivir, porque no encuentran trabajo formal. Uno de los hijos ha ido a trabajar al Chapare, pero tiene miedo de lo que le pueda pasar, y otro hijo ha dejado de estudiar porque no pueden pagar el costo de sus estudios. Las otras dos hijas están en la escuela todavía, y una de ellas está embarazada a los 16 años.

Su marido, hace dos años que no trabaja bien. Es contador. Los muchachos sentados al frente de la oficina de impuestos, cobran monedas y son mucha competencia. Ya no alcanza el dinero. La señora, ha sido despedida de Ecobol, empresa estatal que está en problemas desde hace tres años.

En cuanto a la salud, gracias a Dios no se enferman, porque ya no es como antes. Hoy, tienen que hacer cola desde las tres de la mañana para conseguir ficha. Y no hay Pro Salud como antes. Tampoco hay especialistas en todos los hospitales. Una consulta privada cuesta más del doble de lo que costaba antes, pero como no hay sueldo, mejor se mantienen sin enfermarse. Cuando se resfrían, van a la farmacia y preguntan al bioquímico de turno qué pueden tomar, para evitar ir al médico. Y eso tampoco es barato. Un jarabe mas unas pastillas y un antitusivo, sale cerca a Bs. 200, que para alguien que no trabaja, es mucho.

Como la industria nacional ya casi no existe, toda la ropa que compran es china. Plástico puro. Y para colmo, cara. Así que mucho de lo que compran es usado. Ropa bonita y estrenada. No alcanza para más. Los alimentos llegan casi todos del exterior. No hay ya esa fruta que antes traían de Los Yungas. Luego está el transporte. Todo un dolor de cabeza. Demasiados autos en las estrechas calles. Puro minibús. Pero mi vecina camina lo más que puede porque no puede pagar minibús para ir a todas partes. El pasaje es caro. ¿Y el ahorro? No hay. Como no pagan nada en el banco, ha ido al Banco Central a comprar unos bonos, pero son para gente que tiene harta plata. Tal vez al vender su casa pueda ahorrar en esos bonos.

Así las cosas, a mi vecina no le interesan las elecciones. Está muy ocupada tratando de sobrevivir. Vive peor que hace nueve años, pero la propaganda dice que hoy se vive bien. A ella no le parece. Hace cuatro años le robaron todo lo que tenía en su casa y hasta hoy, no ha podido recuperarse. No tiene tiempo de pensar, solo de actuar. Cada día es una penuria porque la casa no se vende rápido. Teme venderla barata y luego no poder encontrar un anticrético o un alquiler. El crédito que le han ofrecido a su comprador, hace siete meses que no se desembolsa. Le han dicho que es porque al banco, no le conviene prestar para vivienda.

Entonces, mi vecina escucha la propaganda y se desorienta. Porque no puede pedirle gas domiciliario a un enorme anuncio que le dice que todos los bolivianos somos felices porque tenemos gas 365 días del año. Pero ella sigue con su garrafa. Hay el ducto, pero no hay gas en el. Y así. Son muchas cosas que ella no tiene, pero que la propaganda dice que tiene.

La desolación. La desesperación diaria, no le permiten darse el lujo de creer en el famoso vivir bien. Me confiesa, con un suspiro de tristeza, que está indefensa. Que nada le va bien. Que no sabe cómo enfrentar cada día. Que espera que esto cambie. Pero no tiene fuerzas para luchar. Y solo Evo parece que tiene soluciones a sus problemas porque ofrece muchos millones que ella espera que le lleguen de alguna manera.

Después de escucharla, se me ocurre que su vida es una pesadilla, pero no se lo digo. No quiero preocuparla más. No quiero que su clásico síndrome de indefensión, provocado por un entorno demasiado agresivo, en el que le han quitado todo derecho a una respuesta positiva del padre gobierno, un sistema represivo que ella se da cuenta de que no puede vencer y un infierno de bloqueos y marchas diarias que convierten su vida en una eterna agonía. Todo esto la ha vuelto indefensa. Piensa que si no vota por el que provoca su indefensión, ni siquiera la promesa de algo mejor podrá tener.

En este mundo frío y sombrío, lo que se me ocurre es recordarle que está viva. Recordarle que ese es el mayor regalo, la mayor inversión, y la máxima fortuna que tiene, y no puede entregarse a la desesperación, solo porque alguien no hizo bien su trabajo estos nueve años.

Entonces la veo alzar su mirada hacia mí, y titubeante, me pregunta: ¿Usted cree que el gobierno salga de verdad, si ya tiene listo el fraude y con tanta propaganda? Le contesto que el gobierno solo tiene el poder porque nos robó nuestros votos en dos ocasiones. Le aseguro que Somos Muchos. Somos Buenos. Somos Bolivianos. Y esta vez, nos vamos a unir para sacarlos, así como los hemos puesto antes.

Me mira asombrada. No pensaba que yo podía tener esperanza alguna para ella. Entonces le digo que el dinero que ha entrado en Bolivia, es tanto, que cada boliviano hubiera tenido un pequeño capital de arranque, solo con los intereses que hubiera podido generar ese dinero en un banco en el extranjero. Sin hacer nada más que eso, hubiéramos podido tener todos, un pequeño capital.

Me pregunta si creo que debemos cambiar de gobierno. Le contesto que no solo debemos, sino que lo haremos, porque su historia no es única, ni la peor. Y eso, es a pesar de haber tenido tantos recursos. Por eso tenemos, y debemos, cambiar de gobierno. Porque no podemos vivir de lo que dicen los grandes carteles, o la televisión. Tenemos que sentir que nuestras vidas están bien. Y ahora no lo están.

Ella sonríe. Ella dice que no entiende cómo no se había dado cuenta antes de que su situación es así por las condiciones que ha creado un gobierno irresponsable. Dice que ahora hay que votar todos juntos por la oposición. Me pregunta por quien votaré. Le digo que votaré por el que mejor esté en las encuestas. Que ese es Samuel. Y que si le parece bien, podemos votar entre todos por el, ya que nos ofrece un gobierno más sensible, más sensato, que nos dará oportunidades de trabajo reales, y que nos sacará de la pobreza en la realidad, no en los carteles.

Es que es un trabajo de todos esto de ponernos de acuerdo. Los otros candidatos, que no pudieron o no quisieron unirse antes, ojalá se puedan unir ahora. Para que no entorpezcan el trabajo del pueblo, que va a votar unificadamente por el mejor candidato opositor.

La Bacteria Asesina

Lo que le hacen a una, nos lo hacen a todas las mujeres. Hoy nos matan, nos trafican, nos violan, nos queman, nos embarazan jovencitas y nos quitan nuestros sueños. Bolivia se ha convertido en un lugar inseguro para las mujeres. Es más, somos el segundo país más violento contra la mujer en América Latina. Hemos ido para atrás, como el cangrejo.

Es que no soporto más la crueldad de las muertes. Si no hablamos nosotras, los hombres no lo harán. Así que hay que comenzar a decir clarito el nombre de la infección… y el nombre de la bacteria que la provoca. La infección es la violencia. Y como cualquier infección, mata si no se erradica pronto. Si Bolivia fuera un cuerpo humano, podemos decir que la infección en los brazos y en el cerebro, son graves. Por eso estamos en emergencia.

Porqué hacen esto? Esa cobardía de decir que “hay que luchar contra la violencia hacia la mujer”, soslayando la responsabilidad que tienen los hombres en esta violencia, es como decir que hay que curar la infección sin decir qué bacteria la causa.

Ya no puedo seguir callando. Son demasiadas muertes. Y hemos logrado que el gobierno se “solidarice” con nosotras poniendo una nueva ley contra la violencia a la mujer, que sin embargo y a pesar de nuestro cabildeo, en todos los estratos, sólo ha llegado a ser un himno a la bandera. Una ilusión. Una quimera infame.

¿Y el nombre de la bacteria? Si. Adivinaron. La bacteria se llama HOMBRE. El hombre provoca, con su violencia masculina, todas las muertes y violaciones de mujeres y niñas. Pero la justicia está en sus manos. Los medios, el dinero, las jefaturas, están en manos de hombres. Y no quieren ser descubiertos en su violenta desnudez. Así que se agrupan, se mimetizan, y se defienden entre ellos mientras más y más niñas y mujeres sufren por su causa.

Estos hombres, convertidos en bacterias que infectan a nuestro país con la enfermedad de la violencia, son nuestros padres, nuestros hijos, nuestros hermanos, tíos, primos, pero sobre todo, son seres que amamos. A pesar de que por cada 5 mujeres violentas, hay 95 hombres violentos, ellos no hablan sobre su violencia, sino sobre lo malas que somos que nosotras al reclamarles.

Basta. No podemos seguir callando esta verdad: La violencia es pobreza. Y no solo es pobreza económica, sino sobre todo, pobreza de alma. Tenemos que comenzar a hablar sobre la violencia masculina. Ya no hay eso de “violencia de género”, como si las únicas que tenemos género fuésemos las mujeres. Hay VIOLENCIA MASCULINA. Y tiene muchas formas. Solo hoy las noticias nos dicen que una mujer que no quiso sexo, fue quemada con alcohol. Una niña fue golpeada y quemada por su padre borracho. Una adolescente perdida fue encontrada muerta. Una viejita fue estrangulada por su propio nieto. Y así suman y siguen los casos todos los días.

Si hace ocho años había una mujer violada al mes, hoy hay 50. Así ha crecido la violencia masculina. Si hace ocho años había una muerta al mes, hoy hay 25. Y las muertes son cada vez más violentas. Atroces. Y se dice que la gente tiene 4 veces más plata que antes. Entonces ¿no es este un contrasentido?

El primer paso para curar una enfermedad es reconocer quién está enfermo. Nuestra sociedad varonil y machista está enferma con la bacteria asesina de la violencia, y no habrá ningún remedio y moriremos todos, si no comenzamos reconociendo que nuestros hombres, son demasiado violentos.

La bacteria de la violencia masculina no nos va a dejar vivir a las mujeres. Es más, ya nos están matando físicamente, y moralmente también, pues nos convierten en alcohólicas, drogadictas, y prostitutas desde cada vez más pequeñas. Hoy no solo nos exigen ser bonitas, y “dadivosas” sino también ser trabajadoras para mantenerlos.

Entonces, la violencia masculina tiene muchas formas. Todas crueles. Todas indecibles. Por eso, aunque los amamos mucho y los respetamos, tenemos que comenzar a decirles que los necesitamos sanos. Sáquense la bacteria de encima! Sabemos que nos aman. Muéstrennos ese amor con hechos, ya no con palabras. Cuidarnos entre todas, y comenzar a hablar de la violencia masculina, pueden evitar tu muerte mujer, o la de tu niña. No quedes en silencio. Vence el miedo. Forma grupos, exige que en los colegios y escuelas, se controle a los varones que venden o distribuyen droga y alcohol desde incluso los 11 años.

Denuncia dónde hay prostituidores varones que pagan por tener niñas jovencitas para calmar sus crueles deseos carnales. Denuncia en los medios, en las redes sociales, y en la policía. Y denuncia a los policías que no te hacen caso. Tenemos que parar la muerte. Recuerda, tu vida, querida mujer, es muy valiosa.

Poverty Versus Violence

The little girl grew up in the harsh high plateau of Bolivia, within mountains and cold winds year round.  Her mom died when she was eight, but neither before or after her death did she receive a tender, caressing touch of a loving familiar hand. She is now over thirty and the mother of a five year old boy, who she treats exactly the same way she was always treated.

 

When the boy was one year old, he had already been in the emergency room many times, especially for colds and diarrhea, and many times for falling, cutting himself, and swallowing objects. The bare truth is that the boy lived on the floor, and she didn´t care to teach him an hour to sleep, an hour to eat, or an hour to play. So, he ended up eating, sleeping and playing on the floor.

 

When he was two he was forced to shower himself. He had to learn the tough way that the water could be too hot or too cold, and his mom would leave him home alone… with the cell phone next to him, so that he could call her when awake. At three he was responsible for his own food. He learned how to make his own milk, and was forced to ask for food to the neighbors because there was none at home.

 

The boy is brilliant, though. In spite of the way his mother treats him (his father has no say in this, as she beats the man if he complains), he realizes that he must be educated. When someone offers to teach him something, he goes for it and learns quickly. He goes to pre-k and he is very clever. He is even learning how to read before everyone else.

 

This mother doesn´t realize she is being violent.  All the spanking, all the shouting, don´t impress her as being violent. Why? One wonders. But if you think about it, even though she is having people around who tell her what to do and how to do it, the harsh truth is that she won´t learn fast. It will take her time to realize that she really needs to review her ways.  This is because she has known no caring ways throughout her life. She has no model to follow. She does not think this behavior is violent. She thinks it is the right way to go with her son and her husband. She believes that if her husband, who only studied high school, cannot earn enough then she has the right to put him down.

 

The boy is now old enough to understand many things and he makes his father buy him Barney videos. His grandmother sends some books, and his great grandmother usually gives him food, that he eats quickly all by himself. His grandma told him he should not be on the floors sleeping and playing, so now he tries to stand up and run around without falling asleep on the floor.

 

What is wrong with this mother? I asked myself many times. Only this time I got to answer my question: She is ill. Ill with the illness of poverty, and violent with the violence of poverty. She has been struck by the reality of a life that is very, very hard to live. I don´t blame her for being violent, and I know she will learn little by little. Maybe her son will end up teaching her. 

 

She acts instinctively, and even though she now holds a university degree, her attitude towards how to raise a kid, or how to lead her life, has not changed yet. This shows that formal education plays a part in making us more capable, but there must be another kind of education that we are not addressing, which is responsible for changing our set of behavioral patterns. 

 

The definitions of poverty in many books may include the lack of money, the lack of other resources and many other components, but they don´t include violence.  This is because we tend to see violence as a result of poverty, but not as a component of poverty in itself. The case I just presented makes it clear that we need to change this way of thinking. We need to include violence as a component of poverty and we must include this wider view in non formal education.

 

What I can see as the most accessible way to non formal education for young women is television. Remember that humans are copycats. We tend to copy what we see in our environment and TV, radio, and all media are in our environment.  Soap operas and music that talk about how cool it is to rape, to shout, to take revenge, and to be violent in general, are teaching our girls and boys that being violent is alright.

 

These three paths are very important if we will end violence in the world:  1. To change the definition of poverty to include violence as one of its components, and not as a result of it; 2. To change our vision of the popular media, by not accepting songs and shows that make violent attitudes look like acceptable; and 3. To accept that poverty is a psychological illness that needs to be treated by professional behavior consultants not only individually, but  locally and globally.

 

Poverty and its violence make people ill, and this illness needs to be addressed by the whole world, as it creates monsters that don´t caress their children. These children later on are incapable of telling right from wrong, and don´t realize they are being violent. Let us not, in the name of modernity, become evil.

A %d blogueros les gusta esto: