¿La Voz del Pueblo o la Voz de Evo?

La Voz del Pueblo es de temer. Cuando se expresa, no halla barreras. Como en Octubre negro, cuando esa voz sacó a Gony del poder en Bolivia. En aquella oportunidad, como toda vez que ha habido violencia en Bolivia, Evo estaba en el extranjero.

 

Gony salió con un golpe suave digitado desde la izquierda internacional con Chavez y sus millones de petrodólares a la cabeza. También hubo europeos, argentinos, cubanos, e incluso chilenos socialistas que apoyaron ese golpe suave, y convirtieron las voces de octubre en “La Voz del Pueblo”. Y Evo fue el ungido con los votos del pueblo para convertirse en presidente. ¿Quién podría hacerle frente a alguien que representaba a esa voz primigenia? Estoy segura de que si hubiera sido Roberto De La Cruz, o aquellos de la guerra del agua de Cochabamba los que hubieran tenido el aval de Chávez, hubieran sido los afortunados presidente y vicepresidente durante los últimos diez años.

 

García Linera y Morales fueron los elegidos por la corriente internacional y fueron coronados como representantes de la Voz del Pueblo, la Voz de Dios. Pasan los años y la fuerza de esa voz, se convierte en @evoespueblo. Es decir, hoy la Voz del Pueblo, se ha convertido en la Voz de Evo. Evo se cree el pueblo y su voz, su alma, y su cuerpo. Por tanto, filosóficamente, Evo ES la voz del Pueblo, según se nombra a si mismo, o lo nombran sus amarrawatos, que es lo mismo.

 

El peligro que corremos con los populismos en todas partes del mundo, es que La Voz del Pueblo, se torna en la Voz del Ungido. Lo que el Ungido dice, es la ley. Entonces el ungido, tiene su propio  modo de castigar a quienes contradigan su Voz, y cada vez más seguido, le toca hacerlo. No puede permitir que se le falte al respeto. Entonces el Ungido reprime, gasifica, y manda a matar civilmente y hasta físicamente a las voces discordantes, muy especialmente a aquellos que estando dentro de su redil, osan salirse.

 

La obsecuencia de la Voz del Pueblo, que hoy en nuestro país, es Evo, es cada vez más inquisidora. Si no le gusta lo que digas, la inquisición te corta la cabeza. Incluso tienen su propia corte inquisidora, que es el Tribunal Superior de Justicia, con sus fiscales y jueces que son los inquisidores, que trabajan para nuestra Voz del Pueblo, digo, Voz del Evo.

 

Hace diez años, creímos hacerle caso a la Voz del Pueblo, la Voz de Dios al elegir un caudillo. ¡Y Evo se la creyó! Hoy, vivimos en la Inquisición del @evoespueblo, que está acabando con todas las voces que se opongan a su Voz. Y hasta están haciendo su propia Cumbre de Justicia, porque hallan que deben encontrar la forma de que la verdad, sea solamente la suya, y a quienes quieran mostrar la verdad un poco más completa, habrá que quitarles sus títulos, ponerlos en prisión, y acabar con sus familias, por haber osado ir contra la santa palabra de la inquisición de la Voz del Pueblo.

 

Les pregunto compatriotas: ¿Es Evo la Voz del Pueblo? ¿O mas bien la voz del Ego? Porque si una vez Evo fue el ungido, hoy, después de que el Pueblo les dijo NO a su re reelección, ha dejado de serlo.

 

Quieran o no quieran los mazistas, el nombre NO es ya @evoespueblo, sino @evoesego, porque lo único que lo mantiene en el poder es eso: SU EGO. Entonces, ya NO tenemos una Voz del Pueblo en el poder. Tenemos una Voz del Ego, que regula nuestras vidas, a pesar de nosotros mismos.

Anuncios

De Palacio Quemado a Palacio Vacío

No es un rumor. Es una verdad comprobable. En los últimos diez años, el Palacio Quemado tiene al presidente solo los miércoles a las cinco de la mañana, y a veces ni eso. Es que hay sesión de gabinete ese día, y le comunican los eventos que le han preparado para el fin de semana.

Desde el jueves comienza la farra. Hay fiestas, reuniones y seminarios donde asiste todo mazista que se respeta. Ningún encuentro es barato, pues se llevan a cabo en hoteles de primera categoría. Las inauguraciones tampoco son baratas. Entre el costo del viaje de Evo Morales en jet particular que cuesta US$10.000 la hora, sus viáticos y los de al menos diez personas que lo acompañan donde vaya, y la fiesta en si, que debe tener al menos doscientos asistentes, entre jueves y domingo el gasto del gobierno en eventos, es como mínimo, una vergüenza.

¿Porqué le llamo vergüenza? Porque mientras las Personas Con Discapacidad (PCD) están marchando hace mas de 45 días por los gélidos caminos hacia La Paz, y ya en La Paz, son gasificados, pegados y maltratados cada día por un Evo que NO los recibe porque dice que no tiene tiempo.

Es una vergüenza también porque dice el, y dice su ministro de economía, que no hay plata para pagarles US$70 mensuales que piden, pero gastan US$140 por segundo en propaganda televisiva nacional. Sabemos que el presupuesto del ministerio de comunicación, alcanza a Bs.1.000.000 por día, lo cual es suficiente para pagar el bono mensual con amplitud.

También sabemos que los gastos de jueves a domingo del presidente, son enormes. Ese gasto puede pasar al ministerio de comunicación para que no se cierre, y todos contentos. Pero.. NO lo van a hacer. Están esperando un muerto o el cansancio de las PCD en las calles, pero NO les van a dar un solo centavo. Es que, como dice la propaganda, ya les dieron un bono anual y eso sería todo.

El presidente ocupado, el Palacio Vacío, la Plaza Murillo convertida en prisión con barrotes para que la gente, y en especial las PCD, NO entren. Los corazones de piedra, los ministros sin alma, y la ciudadanía sorprendida por una campaña de propaganda engañosa de gran impacto, mostrando unas cuantas PCDs que viven como reyes, tienen trabajos, y aplauden a Evo Morales. Esta es la situación del país: Vacío de moral, lleno de Morales.

¿Tenemos  Un País?

En un sentido amplio, el término Estado Fallido, se usa para describir un Estado que se ha hecho ineficaz, teniendo sólo un control nominal sobre su territorio, en el sentido de tener grupos armados desafiando directamente la autoridad del Estado, no poder hacer cumplir sus leyes debido a las altas tasas de criminalidad, a la corrupción extrema, a un extenso mercado informal, a una burocracia impenetrable, a la ineficacia judicial, y a la interferencia militar en la política. (http://es.wikipedia.org/wiki/Estado_fallido).

 

De acuerdo a esta definición, Bolivia está a punto de convertirse, por completo, en un Estado Fallido. El gobierno de Álvaro García Linera y Evo Morales ha demostrado que no tiene control sobre el territorio. Han entrado autos de contrabando y hoy existe una Asociación de Propietarios de Autos de Contrabando, o autos chutos, como se los llama localmente. Estos ciudadanos han desafiado al Estado Nacional. Han amenazado con linchar a policías que entren a quitarles sus autos de contrabando. Lo mismo pasa con los territorios cocaleros, y los territorios mineros de cooperativistas. Todos estos sectores sociales, son afines al Movimiento al Socialismo, partido político en función de gobierno, y son ellos los que no permiten que la fuerza pública entre en sus territorios, ni para controlarlos, ni para que los candidatos opositores vayan a difundir sus propuestas en estos territorios.

 http://www.la-razon.com/index.php?_url=/economia/Propietarios-amenazan-policias-incauten-motorizados_0_2102789767.html

 

Entonces, el primer rasgo de un Estado Fallido, un control nominal del territorio, lo ha engendrado y socapado el MAS, al permitir que sus correligionarios tomen territorios que se han vuelto inexpugnables, y que Álvaro García Linera y Evo Morales, convertidos en candidatos por decisión parcializada y coaccionada de un Tribunal Supremo de Justicia elegido por ellos mismos, lo han hecho con la intención clara de ganar allá con 98%, como lo hicieron antes en las elecciones de 2009.

 

http://eju.tv/2013/05/ley-mas-abre-paso-a-la-re-reeleccin-de-evo-impone-simple-mayora-y-oposicin-protesta/

 

Los territorios aislados masistas, están armados. Tienen gente entrenada que está allá para defender su territorio ganado. Ya no hay estado que nos proteja de las bandas masistas dueñas de esos territorios.

 

http://www.mirabolivia.com/foro_total.php?id_foro_ini=68549

 

Las altas tasas de criminalidad, son el segundo rasgo de un Estado Fallido. Hoy, en plena lucha electoral, la criminalidad está más campante que nunca. La corrupción extrema está en su punto más alto, pues se ha develado un audio en el que Evo Morales admite cómo ha hecho campaña gastando 60 millones de dólares en una cumbre G77, y diciendo cómo el pueblo es “como una mujer, que cuando su marido le pega, lo quiere más, igual a nosotros, cuanto más les pegamos, más van a votar por nosotros”,  Es decir, que la extrema corrupción es la firma de todos los actos gubernamentales.

 

http://www.erbol.com.bo/noticia/politica/26082014/en_un_audio_evo_dice_que_el_g77_fue_la_mejor_campana

 

http://www.mirabolivia.com/foro_total.php?id_foro_ini=68549

 

El extenso mercado informal, ha sido cínicamente convertido en algo “normal” por Luis Arce, Ministro de Economía, al cambiar la forma en que se evalúa el desempleo en Bolivia. Hoy, te preguntan ¿Trabajó hoy?, y si la respuesta es sí, no importa si su trabajo es el más informal del mundo, el Instituto Nacional de Estadística lo considera como “empleado”. Es decir, hemos reducido a la mínima expresión nuestra capacidad de dar información valorable y exacta a la ciudadanía. Hoy, nada es lo que parece porque toda la información estadística es manipulada, así como pasa en Cuba, país modelo al que nos acercamos más cada día.

 

http://eldia.com.bo/index.php?cat=357&pla=3&id_articulo=138697

http://www.la-razon.com/mundo/trabajadores-America-Latina-informales_0_1798620169.html

 

 

La burocracia impenetrable, ha crecido un 200%. Hoy, el 80% de los trabajos son estatales, y la burocracia en estos trabajos ha impuesto un sui generis modo de conseguir un empleo: Hoy, hay que pagar al estado el diez por ciento del sueldo, solo para entrar a trabajar por tres meses y luego entregar el puesto a alguien más. Es dramático.

 

http://eldia.com.bo/index.php?c=&articulo=Bolivia-sigue-anclado-en-el-extractivismo&cat=357&pla=3&id_articulo=142472

 

Ineficacia de la justicia. Este es el punto más álgido de nuestro estado fallido. Hoy, tenemos miles de exiliados, y se persigue judicialmente a todo opositor, pero no se hace justicia a quien sufre daño por un oficialista. El deterioro progresivo y fatal de nuestra justicia, es el principal rasgo de la dictadura constitucional que nos agobia. Ninguna ley se cumple. El ciudadano ha quedado indefenso ante semejante poder.

 

http://www.noticiasfides.com/g/opinion/hernan-maldonado/bolivia-la-injusticia-de-la-justicia-3268/

http://www.paginasiete.bo/nacional/2014/3/20/justicia-boliviana-profundizo-crisis-segun-informe-16723.html

 

Por último, la interferencia militar en la política está clara. Evo Morales ha aumentado el presupuesto al Ministerio de Gobierno, la Policía, y los Militares hasta llegar a un 50% del total del gasto nacional. No estamos en guerra, pero los soldados del ejército del MAS, son privilegiados. ¿Será que se han armado para acallar a su propio pueblo?

 

http://eju.tv/2011/01/presupuesto-de-defensa-crece-123-en-bolivia/

 

Hay una sola luz en este sombrío panorama: Las elecciones del 12 de octubre de 2014. Estas elecciones son el único tronco de salvación que tiene una sociedad orillada a su desaparición por los ricos oligarcas socialistas que la desgobiernan.

 

Pero la propaganda nos dice que hoy se construye patria, y que estamos mejor que nunca. Un estado fallido con dinero, puede pagar estos niveles de corrupción. Cuando se acabe el gas, en 3 años, ya no podrán mantener semejante nivel de gasto. Pero si Evo Morales gana las elecciones, con el fraude que ya tiene montado, no habrá salvación posible. Es decir, la propaganda es como la droga, como la cocaína que fabrican con la coca del Chapare: Te hace alucinar, y cuando crees que eres feliz, te mata.

 

Hoy, Bolivia está en vías de convertirse en un Estado Fallido por completo. La gente sabe lo que está pasando. Pero la decisión es difícil. Los maletines llenos de plata están a la orden del día, y el libre pensamiento ha sido prohibido por completo.

 

Entonces, así las cosas, nos enfrentamos al peor monstruo de la historia: El MAL. Se ha sacado toda norma ética en la campaña electoral, y peor aún, en el gobierno de Alvaro García Linera y Evo Morales, no existe la palabra honestidad, ética, o democracia.

 

Los únicos que pueden ayudarnos a salir del Estado Fallido, somos nosotros mismos. Ver a Evo cada diez segundos en la televisión, te convence de que no hay otra alternativa, y de que no existe un candidato que le pueda hacer frente. Pero si miramos dentro de nosotros, encontraremos que hasta hoy, hemos permitido que a los Buenos Bolivianos, se nos destierre en el seno mismo de nuestra patria, como dijo un patriota hace muchos años.

 

Este destierro de lo bueno, tiene una última oportunidad: Empodérate. Comienza tu labor de buscar lo mejor dentro de ti mismo. Te han lavado el cerebro con tanta propaganda. Pero tu corazón siente mucho por la gente que ves comer de la basura en las calles. Ellos, están peor que hace nueve años. Tú mismo no has recibido 20 veces más sueldo que antes, pero el gobierno si. El gobierno gasta 20 veces más, y tú pagas 20 veces más por todo.

 

Entonces, dentro de ti, sabes qué tienes que hacer. Nadie puede manipular la verdad por tanto tiempo. Nadie te puede hacer hacer lo que tú sabes que está mal. Votar por el mejor de la oposición, es nuestra alternativa. La única posición frente a semejante dictadura. Es inminente el matonaje, el canibalismo a que nos vamos a enfrentar en esta últimas semanas de poder masista. No te asustes. Solo habla con tus amigos y tus familiares para que no se asusten tampoco. Así, con claridad, con calma, y con firmeza, vamos a votar para salvarnos del Estado Fallido. Y si fallamos, no somos víctimas, sino que seremos cómplices del exterminio de Bolivia.

 

Es hora de decir: Si, tenemos un país, y vamos a defenderlo, entre todos, votando unificadamente por la Oposición.

¿Tantos Sapos Que Hemos Tragado No?

Desde hace 7 años vivimos, como decían las caseritas de la UDP, “comprando del letrero”! ¿Que dice el letrero? Cosas bonitas como por ejemplo: ”Vamos a recuperar el mar prontito”, “La nueva Constitución es bienestar”, “La masacre de Pando mentira es”, “Los muertos en este gobierno, no existen pues”, “Evo Morales no es responsable de la masacre de Chaparina, ni de nada en su gobierno, pues los culpables hay que mirarlos en coquita”, etc. La última campaña: “La carretera por el TIPNIS es para los indígenas, no hay cocales allá”, etc, etc. Innumerables y carísimas campañas para mostrar solo el lado de los “buenitos del gobierno”.

Y el Oscar va para…. “El gobierno boliviano” Bravo! Bravo! No es tan difícil contratar los mejores creativos del mercado cuando tienes 1.200 millones de dólares para gastar en propaganda. La campaña de hoy nos tiene absortos en la legalidad de la consulta previa: “La consulta previa es legal y está consagrada en la Constitución”, dicen. ¿Qué hay de malo en eso? No dice la verdad un poco más completa. Soslaya que ya existe una ley contra la construcción de la carretera por el medio del TIPNIS, y por tanto ya no es consulta previa, sino posterior. También soslaya el hecho de que existe un grave peligro de genocidio, claramente intencional, de parte de los campesinos cocaleros avasalladores de las tierras indígenas que están legalmente escrituradas para los nativos de la zona. Es decir, esta propaganda mentirosa nos hace creer que está bien pasar una carretera por el medio de una casa que es propiedad privada comunitaria.

Las anteriores campañas le dieron al gobierno la oportunidad de seguir gobernando, a pesar de tener 500 mil personas que tienen hasta 7 carnets de identidad, es decir, que son capaces de voltear cualquier votación para favorecer al gobierno. Entonces el pueblo está indefenso, ante la enorme capacidad de compra que tiene el gobierno, con plata del estado, para comprar a los mejores creativos del marketing institucional que existen. Y claro, también para comprar conciencias que digan que leer la coca antes de impartir justicia “es una visibiliización de la realidad cultural de Bolivia, aceptable y loable”. Es decir que ya tenemos una nueva campaña mediática en puertas: Vamos todos a coquear, vamos a poner la coca en primerísimo e importante lugar en nuestra sociedad, y vamos a aplaudir hasta con las patas cuando los magistrados más botados de la historia den fallos hilarantes, pero congruentes con la lectura de la hojita sagrada.

Así las cosas, Evo Morales no es un líder, sino un producto muy bien vendido nacional e internacionalmente, y los derechos humanos y el cuidado de la vida en mi amada Bolivia, hace rato que murieron en la guerra del marketing social, atacadas por el “fuego amigo”. La ciencia, la ley y las buenas costumbres, están enterradas en el mismo panteón. Por tanto, ¿que nos queda? Lo único con que realmente contamos: nuestra propia e intrínseca capacidad, como pueblo Boliviano, de renacer de nuestras cenizas; de entender que el síndrome de indefensión ante el enorme poder gubernamental, no nos hará daño nunca más si nos unimos y nos organizamos para vomitar la violencia institucionalizada.

¿Cuál es el siguiente paso? El pueblo ya ha demostrado que puede votar mayoritariamente en contra del gobierno, como en la elección judicial, y el gobierno ha demostrado que no le importa ni un ápice la votación del pueblo. Su burla ha sido demasiado grande. También le ha demostrado que puede tomar las calles para apoyar una causa justa hasta doblarle el brazo al gobierno, y el gobierno ha demostrado que puede doblar el brazo, pero jamás doblará las rodillas frente al pueblo. Y así, hoy por hoy nos quieren vender una consulta previa que es posterior, y nos quieren vender a un presidente ignorante de su enorme poder para que acceda una vez más al gobierno a través de nuevas elecciones truchas, avaladas por el poder judicial más botado del mundo.

Cada semana, cada mes, tenemos una nueva campaña de marketing gubernamental. Ahora que nos hemos dado cuenta del daño que nos están haciendo al vendernos mentiras con nuestra propia plata, es hora pues de dar el siguiente paso, que está siendo fermentado en el estómago de cada ciudadano harto de tragarse las ridículas historias que producen los marketeros más astutos del folklore plurinacional, y que será vomitado con fuerza porque ya no es posible seguir tragando sapos sin sentir las arcadas de la revolución estomacal.

Somos Muchos. Somos Buenos. Somos Bolivianos! Y hemos recuperado el Orgullo Boliviano con el que vamos a demostrar, cada uno desde nuestro humilde lugar, que somos capaces de ver más allá de lo evidente, es decir, más allá de la simple propaganda que quiere cegar nuestros corazones ante la maldad. Se viene la Novena Marcha. Se viene la defensa de nuestro país y de nuestros hogares. No vamos a claudicar. Nadie necesita decirnos qué hacer porque nuestros corazones ya lo saben. No vamos a tragar más sapos. Punto.

A %d blogueros les gusta esto: