El Respeto se Gana, NO se Impone

Presentamos ante ustedes los conflictos en La Paz:

  1. Discapacitados
  2. La COB, con sus organizaciones llevando a cabo un paro de 48 horas. Próxima extensión a 72 hrs. en la siguiente semana.
  3. Bloqueo de caminos por Cofecay en Los Yungas.
  4. Trabajadores de prensa movilizados por respeto a Ley de Imprenta.

En nuestras vidas, un conflicto mas o menos NO significa nada. ¿O si? Hoy, ya no importa el número de conflictos que tengamos. Cada uno de ellos es intervenido por la fuerza pública, a no ser que sea un conflicto de gente mazista que va en contra de algún gobierno local opositor.

Como la semana pasada, cuando los choferes mazistas bloquearon toda La Paz, y la policía los cuidaba en vez de echarles gas o carro Neptuno como a los Marchistas con Discapacidad. Ya no tienen vergüenza. Hoy, y cada día, el gobierno utiliza mas instituciones como la policía, los jueces, los fiscales, en fin, todo aquel que se atreve a oponerse, es perseguido institucionalmente.

Así pasó en El Alto también cuando la policía según el Ministro Romero se replegó y NO hizo su trabajo, y terminamos con seis muertos que hasta hoy NO consiguen justicia porque los jueces y fiscales, tampoco tienen vergüenza.

Por eso la gente ya no cree en el gobierno. Ya no confía en la justicia ni en las instituciones. Todas ellas están a favor de mantener sus trabajos hoy, sin importar lo que les pase mañana. Esos trabajos, en lenguaje coloquial boliviano, se llaman “pegas”.

Si lo importante es mantener las pegas hoy, sin pensar en el mañana, las instituciones están descompuestas por gente oportunista que NO merece el sueldo que gana. Un policía que se arrodilla ante el poder de Evo, y socapa sus malas acciones, NO merece el respeto del pueblo.

Peor todavía jueces, fiscales, o un fiscal general que arman pantallas para tapar lo que está mas claro que el sol al amanecer. Ellos NO se ganan nuestro respeto, sino mas bien nuestro repudio.

Hoy, estas instituciones están contra el pueblo. Mañana, cuando sientan nuestro repudio, NO se admiren, ni se sorprendan señores trabajadores del MAS. El repudio crece cada día, y llegará el momento en que el respeto del pueblo se les acabe. Entonces sus pegas no servirán de nada.

Veo un futuro en el que el pueblo NO tenga conflictos en las calles. Veo el respeto del pueblo creciendo por instituciones que lo sirven y entienden su rol. Pronto pasará que quienes hoy nos reprimen, nos pedirán disculpas. Porque el poder de la mentira, del dolo, la falsedad y la grosería, NO dura para siempre. Así que vamos a construir nuestra Pirámide de Valores. La PAZ en nuestras calles, debe estar en la base. Todos los que NO ayudan a mantener la base en PAZ, deben salir de sus lugares. Eso está muy claro.

Entre todos, cada cual desde su puesto y liderazgo, vamos a contribuir a la PAZ. Vamos a ampliar nuestra base de PAZ. Y nos desharemos de los conflictos en las calles, obligando a políticos y peguistas, a cumplir con sus trabajos, pues para eso les pagamos sus sueldos, con nuestros impuestos. Eso, también está muy claro.

Evo, el Incapacitado

¡Mira a mis hermanos con Discapacidad Evo! Nunca te he rogado nada porque no lo mereces. Pero esta vez te ruego, te imploro por ellos. Aunque no lees, te van a contar que has logrado que me arrodille ante ti.

Solo una vez pedí algo de rodillas en la vida. Hoy, de rodillas te pido Evo que los mires, que los recibas, y les des una renta de Bs. 500.

Por favor Evo, ten piedad de ellos. ¿No has visto a Fátima y su pequeño yendo a prisión por luchar en la calle para que la sientas? ¿No has visto sus torsos desnudos en las calles mostrando su discapacidad?

Por piedad Evo, dales su renta. Si no van a morir, como ya lo dijeron, en las calles. ¿Por qué los flagelas con tanta saña? Al final lo que piden es solo dinero, de ese que te sobra para despilfarrar. De ese que puede servir para construir, o como en este caso, para destruir las vidas de los menos favorecidos por el destino.

Hoy viernes, 3 de junio de 2016, de rodillas y con lágrimas en los ojos, te suplico Evo que los recibas, que les devuelvas la dignidad y que les des una renta mensual.

He dejado todo mi orgullo a un lado, para suplicar por ellos, por mis hermanos con discapacidad. ¿Cuánto valen para ti sus vidas? No lo sé. Pero para mí, son lo más valioso que tenemos porque nos enseñan muchas cosas, especialmente sobre el valor del amor, la compasión, la caridad, y sobre todo, acerca de la celebración de la vida.

Ahora es tu turno Evo. Aquí Álvaro no puede ayudarte. Mucho menos tus ministros. Eres tú el que tiene que decidir que hacer. Hazlo. O desde hoy, te convertirás es Evo, el Incapacitado.

Un Gramo De Conciencia

José María Bakovic fue un hombre que murió por su integridad y sus valores, y por tener muchos kilos de conciencia. Fácil era para él venderse, hacerse el loco, o dejar pasar la hipercorrupción en el Servicio de Caminos, hoy ABC. No lo hizo y le costó la vida.

Su muerte es una más en la larga lista de muertes directas e indirectas del gobierno socialista. Pero esta muerte marca un hasta aquí. Esta muerte es un garrotazo a nuestras conciencias. Nos ha hecho tambalear en todas nuestras creencias, y nos ha hecho pensar en el tipo de gente que somos adentro, donde nadie más que cada uno entra.

La conciencia es eso que nos diferencia del resto de la vida en la naturaleza, que tiene solo conciencia colectiva, mientras que nosotros tenemos conciencia colectiva y conciencia individual. Yo quiero que entres hoy en tu conciencia individual, y te liberes de la conciencia colectiva que te lleva a pensar igual que el resto de los mortales bolivianos.

Quiero que te liberes de la dominación que ejercen los medios socialistas, la ideología del socialismo, y los ideales locos de juventud socialista de matar para quedarse en el poder. Quiero que entres en tu conciencia de Buen Boliviano y la toques, la abraces, y veas cuánto pesa. Si pesa un gramo o más, estás bien. Estás bien porque sabes diferenciar la maldad de la bondad. Lo grosero de lo normal. Lo embustero de lo verdadero. Y entonces, estamos todos bien.

Estamos bien porque tenemos esperanza. Esta muerte nos hace pesar nuestras conciencias y sabemos que pesan más de un gramo. Por tanto, vamos a dejar de ser simples seguidores para comenzar a discernir, y alejar de nosotros así, a la maldad, la grosería y los embustes. Si. Por fin podemos sacar fuera lo que tenemos dentro: Un noble corazón.

Porque no hay clases sociales. Hay clases de corazón. Lo mismo hay ricos de mal corazón que pobres de mal corazón. Lo mismo hay ricos con corazones de primera, como pobres con corazones de primera. La cantidad de plata que tengas, no te diferencia de nadie. Lo que te diferencia es tu corazón.

Por eso, a partir de hoy, vamos todos a unir nuestras voluntades. Vamos a armar nuestra propia conciencia con valor y con valores que nuestro corazón de primera clase nos provee. Y le vamos a decir clarito al poder judicial, a la policía y a los ministros que gobiernan el país, que no queremos su violencia judicial, ni su violencia política, ni su violencia económica. Vamos, entre todos, a cuidarnos y cuidar nuestro país. Así, nuestra conciencia colectiva va a ser por fin el reflejo de lo que realmente somos.

Somos el país más rico del mundo, no porque haya plata, sino porque estamos acá nosotros, los Buenos Bolivianos, que Somos Muchos, y que vamos a lograr nuestro progreso en base a nuestro corazón de primera clase. Ese que siempre nos acompaña. Ese que ningún tirano puede doblegar. Ese, que es el legado que vamos a dejar a nuestros hijos.

Te invito a que te unas. Pídele perdón al Universo, a Dios, por haber sido parte de la grosera violencia que nos ha subyugado hasta hoy, y ven a caminar con nosotros. Tú eres un líder. Tú tienes el poder dentro de ti, en tu noble corazón, de cambiar la realidad violenta hacia una realidad No Violenta. Vamos a tomar acción! Vamos a definir qué podemos hacer cada uno, desde nuestro lugar, y hacerlo. Vamos, entre todos, a vencer el monstruo de la violencia estatal, judicial, narcotraficante, política y callejera que nos han agobiado hasta hoy.

Vamos que podemos! Vamos que juntos, entre todos, hacemos una gran diferencia.

A %d blogueros les gusta esto: